Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Del espresso al capuccino, cómo se toma el café en Italia

Del espresso al capuccino, cómo se toma el café en Italia
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

\"cupón\"

El café en Italia es mucho más que una simple bebida, es toda una cultura compartida en todo el país. Los italianos son los inventores de algunas de las preparaciones de café más populares, como el espresso o el capuccino, y siempre sigue unas pautas muy concretas.

Es tal la pasión que sienten por el café que prepararlo y degustarlo se convierte en todo un ritual. Existen muchos tipos de café y formas de servirlo, con especialidades concretas en algunas zonas del país. ¿Sabes cómo se toma el auténtico café italiano?

De producto de lujo a bebida popular

Del espresso al capuccino, cómo se toma el café en Italia

Atendiendo a la importancia que tiene hoy el café en Italia casi podríamos pensar que fueron los italianos sus descubridores, pero lo cierto es que tardó un tiempo en imponerse como bebida popular. El primer café llegó a través del puerto de Venecia en el siglo XIV, pero era un producto de lujo, con propiedades medicinales, sólo apto para los más ricos de la ciudad.

Con el aumento de las plantaciones cafeteras en América y la llegada masiva de barcos mercantes, el café poco a poco se fue abaratando y extendiendo por todo el país. Poco tiempo después ya había casas de café por toda Italia, creándose toda una cultura nacional en torno a esta bebida.

Los inventores del espresso

Espresso

Quizá el café más famoso en todo el mundo es también el más sencillo: el espresso, conocido en nuestro país como expreso, es la esencia de una buena taza de café bien hecha. A la infusión de café no se añade nada, con la posible excepción del azúcar, pero no todos los cafés solos son verdaderos espressos.

Un espresso italiano se prepara con café natural recién molido y se sirve en taza pequeña de porcelana, con unos 3 centímetros de líquido y una buena capa espesa de crema. Nunca se sobrepasan los 25 ml de café, por lo que degustarlo es una experiencia muy aromática e intensa.

El verdadero italiano toma su espresso a lo largo del día, pocas veces a primera hora, y simplemente pedirá en la barra un caffè. La mayoría de italianos lo toma sin azúcar, salvo en algunas regiones del sur donde se prefiere dulce. Se suele acompañar de un vaso de agua, y nada más.

Cappuccinos para desayunar

Capuccino

El capuccino es otra preparación que se ha hecho muy popular en numerosos países, aunque muchas veces se preparar de forma errónea. Para empezar, un italiano jamás tomará un capuccino pasadas las 11 de la mañana. Este café se prepara con leche, por tanto es una bebida más adecuada para el desayuno.

Un auténtico cappuccino italiano está compuesto de espresso, leche y espuma de leche, servido en taza grande y ancha. Jamás lleva nata montada, pero sí puede coronarse con un poco de canela molida o de cacao en polvo. Los baristas más habilidosos crean elegantes decoraciones con la espuma de leche.

El italiano puede tomar su cappuccino antes de salir de casa o en la cafetería o bar a media mañana. Se prepara con aproximadamente 25 ml de café y 125 ml de leche, y lo suele acompañar de una pieza de bollería o un dulce. Si pides un cappuccino a media tarde, estarás delatando que eres un turista.

Otras variaciones y especialidades

Ristretto

El mundo del café italiano es casi tan amplio y rico como el de la pasta, ya que nos ofrece muchas variedades. Por ejemplo, si quieres un sabor muy intenso puedes probar el stretto o risttreto, preparado con la misma cantidad de café que el espresso pero con menos agua.

Si por el contrario el espresso te sabe a poco, tienes varias alternativas. Un caffè doppio es la unión de dos espressos en una sola taza, mientras que el caffè lungo es más suave, pues se preparar con el doble de agua.

Macchiato

El caffè macchiato consiste en una taza de café “manchado” con un poco de leche caliente, y el latte macchiato nos ofrece la opción inversa, un vaso de leche “manchada” con algo de café. Por último, te recomendamos probar un auténtico caffè corretto, variedad de espresso a la que se añade un poco de licor local.

Un viaje por Italia no estará completo sin dejarse llevar por sus deliciosos cafés. Después de disfrutar de las bondades de la pasta, no olvides adentrarte en la cultura de los baristas y déjate seducir por una buena taza de café espresso. Y tú, ¿cómo preparas tu café favorito?

Más información | Barilla - Pastas, recetas y salsas preparadas
Imágenes | Michelle Tribe, Dennis Tang, Eco Dalla Dua, Neil Conway, Takumi Yoshida

En Espacio Barilla Sabor de Italia

Publicidad

También te puede gustar

Comentarios cerrados

Ver más artículos