Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

El jamón de Parma, una exquisitez de larga tradición

El jamón de Parma, una exquisitez de larga tradición
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

\"cupón\"

Italia es un país que guarda grandes tesoros gastronómicos que complementan sus tradicionales recetas de pasta. Ya hemos aprendido un poco más sobre algunos de sus productos como la mortadela o los quesos, y hoy nos detenemos a conocer mejor otra exquisitez local, el jamón de Parma.

Este embutido, llamado Prosciutto di Parma en italiano, es un producto típico de la zona conocida como Terre matildiche, en el norte del país, centrándose sobre todo en la región de Parma. Es un producto único de gran calidad reconocido en todo el mundo.

Un poco de historia

El jamón de Parma, una exquisitez de larga tradición

La región de Parma tiene una larga tradición en la elaboración de productos derivados del cerdo, especialmente en embutidos. Los orígenes del actual jamón se remontan a la época de la Antigua Roma, pues aparecen menciones a un delicioso jamón curado al aire en textos del siglo I a.C.

Estamos por tanto ante un producto de larga tradición, y aunque las técnicas de producción han evolucionado y se han perfeccionado con el paso de los siglos, hoy en día se mantiene el carácter artesano y tradicional en cada una de las fases de la elaboración del jamón.

Las claves de su calidad

El jamón de Parma, una exquisitez de larga tradición

El prosciutto di Parma es un jamón de excelente calidad, con un sabor y aromas únicos muy apreciados en todo el mundo. Una de las claves de su calidad reside en la crianza de los cerdos, animales de razas seleccionadas y autorizadas que nacen y crecen en granjas especializadas del país, cuidando mucho su alimentación.

El jamón de Parma se elabora a partir de la curación de la pata de cerdo mediante sal marina. La carne tiene que curarse lentamente en un ambiente controlado, con la cantidad justa de sal para que conserve su sabor dulzón. Después de la primera curación, que suele durar tres meses, el jamón se engrasa con manteca y se pasa a la curación final.

Una producción controlada

El jamón de Parma, una exquisitez de larga tradición

Al igual que sucede con nuestro jamón ibérico, el jamón de Parma está protegido por normas de calidad diferenciada que reconocen la autenticidad del producto mediante la concesión de sellos autorizados. Esto garantiza la máxima calidad y asegura al consumidor que es un embutido elaborado totalmente en Italia.

Los productores fundaron en 1963 el Consorzio del prosciutto di Parma para proteger y potenciar la producción del jamón auténtico, y desde 1996 goza del reconocimiento de producto con Denominación de Origen Protegida por la Unión Europea.

El auténtico prosciutto cuenta con un sello distintivo que reconoce su calidad, con forma de la Corona Ducal. Además, cada una de las fases de su elaboración está supervisada al detalle, controlando la trazabilidad del producto por personal especializado.

Un jamón de características únicas

El jamón de Parma, una exquisitez de larga tradición

El jamón de Parma se distingue por su sabor y por sus aromas intensos. Como consecuencia de su proceso de curación a la sal, es un jamón curado pero con notas dulces, de sabor refinado y suave, con aromas persistentes ligeramente afrutados.

El único ingrediente permitido en su curación es la sal marina, pero posee una cantidad final mucho menor que otras variedades de jamón de cerdo. Además de la manteca de cerdo con la que se engrasan las piezas para evitar que se resequen, no se añade ningún aditivo más.

Para degustar el jamón de Parma se puede optar simplemente por servir una bandeja variada de embutidos y quesos italianos junto con buen pan y una selección de vinos blancos. También es un producto utilizado para crear antipasti, combinado con frutas como el melón o la pera.

El jamón de Parma, una exquisitez de larga tradición

El prosciutto de Parma tiene un sabor tan delicado e intenso que es además perfecto para emplear en recetas de pasta, por ejemplo en salsas ligeras o como relleno de tortellini. Es excelente también para potenciar aromas en sofritos de verduras y como ingrediente de risottos y guisos. ¿Ya lo has probado?

Más información | Barilla - Recetas de cocina, pasta y salsas preparadas Imágenes | Festival del Prosciutto di Parma

En Espacio Barilla Sabor de Italia

Publicidad

También te puede gustar

Comentarios cerrados

Ver más artículos