Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Gelato, el auténtico helado italiano

Gelato, el auténtico helado italiano
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

\"cupón\"

Una de las experiencias que uno no se puede perder cuando visita Italia es disfrutar de un auténtico gelato mientras se pasea por sus calles y monumentos. A pesar de que el helado es hoy un producto muy popular en todo el mundo, el auténtico gelato italiano es toda una institución, parte de su cultura y una dulce delicia a la que nadie se puede resistir.

El término gelato, que deriva del latín gelatus (“congelado”), define a un producto artesanal propio de la gastronomía italiana, diferente a los helados comunes de otros países. El gelato es único en el mundo, pues posee unas características propias con unas recetas tradicionales que han pasado de generación en generación.

Un poco de historia

Gelato, el auténtico helado italiano

Los orígenes del helado se remontan hasta la Antigüedad Clásica, una época en la que los distintos pueblos comenzaron a conservar productos como la leche y la fruta en hielo. Los romanos consiguieron desarrollar técnicas avanzadas de conservación de alimentos, y así popularizaron una mezcla refrescante de hielo, azúcar o miel y zumos que guardaban bajo tierra.

Siglos más tarde, las ciudades italianas vivieron su máximo esplendor durante el Renacimiento, y fue en aquella época cuando los grandes nobles se aficionaron a un nuevo producto creado a base de leche, nata y huevos: había nacido el auténtico gelato. Desde las pastelerías de Florencia el helado viajó a la corte francesa, donde se hizo muy popular y pronto se convirtió en objeto de deseo para toda la sociedad europea.

Producto artesanal

Gelato, el auténtico helado italiano

Si hay algo que define la calidad del helado italiano es sin duda su carácter artesanal. Los maestros heladeros dominan a la perfección todos los secretos de su elaboración gracias a una formación que comienzan desde jóvenes como aprendices. Por toda Italia podemos encontrar miles de heladerías tradicionales que continúan su labor después de muchas generaciones.

Para los italianos, el gelato es todo un símbolo de su cultura. Las mejores recetas pasan de padres a hijos, adaptándose a los nuevos tiempos pero manteniendo siempre la esencia artesanal de su elaboración y la máxima calidad de sus ingredientes.

La importancia del helado es tal que existen numerosas asociaciones profesionales, escuelas y museos, incluyendo la prestigiosa Universidad Carpigiano Gelato. De este modo, una visita muy recomendable es la del Gelato Museum en Carpigiani, donde el visitante puede conocer de primera mano todos los secretos de la elaboración del mejor gelato.

Las claves de su éxito

Gelato, el auténtico helado italiano

Cualquiera que haya probado un gelato en una heladería italiana habrá podido comprobar que se trata de un producto de primera categoría. ¿Y qué es lo que hace al helado italiano tan especial? Por encima de todo, el respeto por la tradición y la máxima calidad de todos sus ingredientes, sin aromas ni conservantes añadidos.

Un verdadero gelato se elabora empleando sólo productos naturales, con leche y nata de las mejores granjas locales e ingredientes frescos de primera categoría: sólo así se consigue el mejor sabor. Además, un helado italiano contiene un bajo porcentaje de grasa y también se le añade menos aire en el proceso. El resultado es un gelato muy cremoso, de textura suave e intenso sabor, totalmente irresistible.

Un placer para todos los gustos

Gelato, el auténtico helado italiano

Al atravesar las puertas de cualquier heladería en Italia nos podemos encontrar con un problema: ¡es muy difícil elegir un sabor! Y es que hoy en día los maestros heladeros elaboran helados de una variedad inimaginable de sabores. Hay opciones para todos los gustos, desde los más clásicos como el de vainilla o fresa hasta especialidades como el de tiramisú o chocolate con galletas.

La dieta mediterránea también influye en los helados con el gran abanico de sabores de frutas que podemos encontrar, incluyendo también opciones tropicales como la maracuyá o el mango. Los más golosos disfrutarán de miles de sabores con chocolates de todo tipo, incluso con golosinas y caramelos.

Gelato italiano

Ya sea en el tradicional barquillo o en una tarrina, no se puede visitar Italia sin disfrutar de un buen helado. Es además un alimento muy saludable, ligero y equilibrado, y hoy en día se pueden encontrar sin problemas opciones especiales para alérgicos e intolerantes. Déjate seducir por la cremosidad del gelato, ¿cuál es tu sabor favorito?

Más información | Barilla - Recetas de cocina, pastas y salsas preparadas
Imágenes | John Lodder, Gemma Maree, Alpha, Derek Key, Walter Smith

En Espacio Barilla Sabor de Italia

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos