Consejos básicos para preparar un buen té

Síguenos

Cómo preparar té correctamente

No sé vosotros, pero yo soy una consumidora de té empedernida. Ya de adolescente, mientras mis amigas tomaban el clásico refresco que todos conocemos, a mí me daba por el té con leche, y esa costumbre la conservo hoy en día, aunque prescindo de la leche normalmente. Estos son unos breves consejos básicos para preparar un buen té, para que así, disfrutéis plenamente de él.

Si seguimos estos pequeños consejos, podemos deleitarnos tanto del sabor, como de las características de esta planta, y por supuesto, de sus beneficiosas propiedades, que no son pocas, según el tipo de té del que hablemos.

Consejos básicos para preparar un buen té

Las proporciones de té varían según el tipo de planta y nuestro gusto personal. Se utiliza una cucharadita de hojas cada 250 ml de agua, para una taza de infusión. Dependerá del aroma de la planta y de su intensidad, pero también de cómo nos guste a cada uno, más fuerte o no. Podemos aumentar la propoción según nos apetezca.

La temperatura del agua será diferente según el tipo de té. Los hay delicados como el blanco o los verdes chinos, que se hacen a temperatura baja, a no más de 80º, para mantener el color y la fragancia de las hierbas. Si son más aromáticos o fermentados, como el oolong o el negro, se hacen con agua más caliente a 82º y 99º, respectivamente.

Los tiempos de infusión cambian desde unos segundos hasta varios minutos, según la finura de los fragmentos de la planta, la temperatura del agua, y el número de veces que se ha cocido. Así el té blanco y el té verde chino, debemos infusionarlo durante 2 ó 3 minutos, como mucho. El té negro durante 4 minutos y el té oolong durante unos 3 ó 4.

Lo mejor es experimentar, y encontrar el punto exacto que nos guste. Si tenemos un sabor flojo, aumentamos la temperatura del agua o el tiempo de infusión. A la hora de servirlo, evitaremos las esperas, lo tomaremos inmediatamente, y cubriremos la tetera con una funda especial para que la temperatura no baje.

Y ahora que estamos en verano, si os gusta el té frío, sólo tenéis que hacer vuestra infusión habitual más fuerte, aumentando la cantidad de té a casi el doble. Espero que os hayan resultado útiles estos consejos para saber cómo preparar té correctamente y los apliquéis.

Imagen | jlastras
En Directo al Paladar | La ceremonia del té de las cinco (parte I, la infusión)
En Directo al Paladar | Cápsulas para transportar el té

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios