Sobre el pistacho o alfóncigo

Sigue a Directo al Paladar

Sobre el pistacho o alfóncigo

El alfóncigo es un árbol originario de Siria y su semilla es el pistacho.

Fue introducido en Roma por Vitelio, durante la misma época del reinado de Tiberio, haya por el año 60. A Vitelio también se le atribuye la introducción en la mesa de una nueva “fuente” sobre la que los comensales comían directamente de ella, una mujer desnuda.

Hoy en día se cultiva en Iraq, Irán, Túnez y otras regiones mediterráneas.

El pistacho es oval, de color verde pálido. Está cubierto por una película rojiza y encerrado en una cáscara fácil de romper y que recubre una pulpa pardusca.

Tiene un sabor dulce y delicado. Se emplea en cocina, en charcutería y sobre todo en pastelería y confitería. Es muy energético, a causa de su contenido en lípidos y glúcidos. Se sirve también, tostado y salado, acompañando a los aperitivos.

En la cocina mediterránea y oriental, el pistacho se utiliza para rellenos, salsas y picadillos, adereza las galantinas, la cabeza de cerdo prensada y la mortadela.

En la India, se reduce a puré para condimentar arroz y legumbres. En salsas acompañando a ternera, cerdo y aves consigue realzar su sabor.

En pastelería, su color es muy apreciado para las cremas para rellenar pasteles, para helados y dulces helados. En confitería suele ir asociado con el nougat.

Foto | Morguefile – Aly De Villers
En Directo al Paladar | Galletas crujientes de chocolate
En Directo al Paladar | Receta de brownies con pistachos

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios