Síguenos

pan

Nuestro nuevo capítulo del Curso de Cocina con Thermomix está dedicado a la técnica básica de amasar con Thermomix.
El secreto está en el botón “espiga” que nos permite amasar y refinar masas de forma profesional con un solo toque, ideal si queremos hacer panes y bollos perfectos. El refinado se consigue, cuando se hace de forma manual, mediante la repetición de movimientos de estirado y amasado alternativos, consiguiendo que la masa quede mucho más elástica, suba mejor y quede más esponjoso el pan resultante.

El amasado y refinado manual de las masas de panadería requiere cierta habilidad y, sobre todo, mucho trabajo, por lo que esta función de amasado de Thermomix nos será de gran utilidad. Normalmente, para hacer pan, pondremos los ingredientes líquidos en el vaso (agua. aceite, leche), que si queremos se pueden templar unos minutos a 37º. Nunca debemos calentar más de esta temperatura, ya que entonces se destruiría la levadura y el pan no subiría. Si usas levadura fresca en bloque (ver tipos de levaduras), la puedes añadir en este momento, mezclando unos segundos a velocidad 3. Añade la harina y la sal a continuación. Si usas levadura seca de panadería, granulada, la puedes añadir en este punto, sobre la harina.

masa_thermomix

Programa 10-15 minutos a velocidad espiga, y una vez se completa el tiempo, cubre la máquina con un trapo de cocina y deja que fermente dentro del vaso, al menos una hora, hasta que doble su volumen. Esta masa ya puede ser estirada sobre una mesa enharinada, lista para hacer una pizza casera. Si quieres hacer un pan o bollitos, se debe amasar un poco a mano sobre la mesa, dar forma del pan y dejar que suba en una segunda fermentación, en una bandeja de horno tapada con un trapo en sitio cálido. Puede tardar una hora más en doblar su volumen. Una vez haya alcanzado este punto ya se puede hornear.

Otros tipos de masa, menos delicadas, son las pastas quebradas, ya sean dulces o saladas, a base de mantequilla y harina, con la adición de otros ingredientes como agua, leche, azúcar o incluso huevos, según la receta. Para amasar la pasta quebrada ponemos todos los ingredientes a la vez en el vaso y programamos una velocidad alta, 5 ó 6, durante 20-30 segundos. Si lo dejamos más tiempo el calor generado por el roce de las cuchillas puede estropear la masa. Una vez lista, se saca del vaso, se envuelve en film transparente y se deja enfriar una hora antes de usar, ya sea para hacer tartaletas, quiches o galletas.

Practica la técnica de realizar masas de panadería haciendo esta Foccacia de aceitunas y romero con Thermomix.

En Directo al Paladar | Curso de Cocina con Thermomix.
En Directo al Paladar | Recetas Thermomix.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios