Distribuir tu cocina para sacarle el máximo partido (II)

Síguenos

Ayer empecé a hablaros de Distribución de cocinas en nuestro especial decoración de cocinas, y como no podía ser de otra manera empezamos por una de las cocinas más populares, sobre todo entre los jóvenes, la cocina en línea; sin embargo hay muchas más posibilidades para nuestras cocinas, hoy voy a hablaros de algunas más:

La cocina en paralelo

Es aquella en que nuestra cocina se distribuye en dos frentes paralelos (como veis los nombres no son muy originales), puede ser sobre dos paredes como veis en la siguiente imagen del post, o en un frente y con una especie de encimera libre o isla que veis en la primera imagen del post.

Esta Distribucón de cocinas es especialmente adecuada en tres casos:

1. Apartamentos pequeños y con cocinas estrechas

En este caso podemos aprovechar las dos paredes de nuestra cocina para establecer un único espacio de trabajo, el único problema es que al tener el espacio distribuído en dos frentes la comodidad es menor.

2. Apartamentos grandes y sin divisiones

En este caso podríamos establecer una cocina en paralelo como la que vemos en la primera imagen, en la que la encimera libre, como habíamos quedado en llamarla, establece una especie de pared artificial que separa ambientes de forma tranquila y sin estridencias.

En los apartamentos grandes tipo loft, donde no existen separaciones entre los distintos ambientes de nuestra casa, esta encimera puede ser una barrera de separación tan eficaz como los paneles, un biombo o una placa de pavés.

3. Cocinas estrechas pero largas o cuadradas

En las que no podemos utilizar dos paredes consecutivas para crear unac ocina en L (de la que ya os hablaremos) y una cocina en paralelo se vuelve la mejor solución

Como opinión personal puedo deciros que esta distribución es una de las que menos me gusta en la de decoración de cocinas, auqnue reconozco que en los tres casos anteriores es la forma más práctica para sacarle todo el partido a nuestra cocina el caso es que resulta poco cómoda para los que estamos todo el día dentro de ella, al tenerlo todo separado en dos frentes opuestos.

Por eso, en los casos que no quede más remedio que optar por una cocina en paralelo siempre aconsejo que se mire aún más la distribución de los muebles, así nuestros movimientos serán menores y podremos trabajar más cómodamente.

Si queréis más información sobre este tipo concreto de cocinas en Decoesfera hice un post hace algunos días más extenso sobre el tema.

La cocina en L

Siguiendo con las distribuciones de cocinas y dejando ya atrás la cocina en paralelo le toca el turno a la segunda en popularidad, después de la distribución en línea de las distribuciones en la decoración de cocinas: la distribución en L.

Como podéis ver en la imagen y probablemente, adivinar por el nombre, esta distribución se basa en distribuir el mobiliario de nuestra cocina en dos paredes consecutivas, haciendo que nuestra cocina forme una especie de L.

Al igual que en el caso de la cocina en paralelo, hablamos de dos frentes, pero en este caso el resultado no es tan incómodo ya que el giro que supone para nuestro cuerpo es sólo de 90 grados y no de 180 como pasaba en la cocina en paralelo, por eso personalmente yo la prefiero.

Además de la ergonomía tiene otras ventajas por ejemplo que te permite prestar atención a los dos frentes de la cocina, cuesta menos mirar a la derecha o la izquierda que hacia detrás y ya sabemos lo importante que es tenerlo todo controlado en la cocina, sobre todo si tenemos personas dependientes, como niños y mayores, o estamos cocinando, en casa.

Dejando a un lado sus beneficios comparativos este tipo de cocina es muy adecuado en determinadas circunstancias como en todas las anteriores, por ejemplo:

1. Cocinas con varias aberturas Por ejemplo una cocina con varias pertas (entrada y salida) que no nos permita utilizar la totalidad de la pared.

2. Cocinas con comedor ya que nos permite dejar libre todo un rincón de la habitación y destinarlo a lo que deseemos

3. Estudios o apartamentos pequeños sin división, en los que como en el caso de la cocina en paralelo podemos utilizar una de las encimeras de nuestra cocina como separación artificial entre los distintos sectores.

Si quieres más información sobre las cocinas en L puedes encontrarla aquí.

En Directo al paladar | Distribuir tu cocina para sacarle el máximo partido (I)

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario