Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Magdalenas, muffins y cupcakes: encuentra las siete diferencias

Magdalenas, muffins y cupcakes: encuentra las siete diferencias
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

\"Dia\"

Tweets por @demos_lavuelta
\"Instagram\"

No, un cupcake no es una magdalena con nata por encima, y un muffin no es un cupcake gordo. Las similitudes de estos tres dulces son muchas, desde luego, pero las diferencias tampoco son desdeñables.

La magdalena es el rey de los desayunos desde hace muchos años en España. Originaria de Francia, al principio, su forma reproducía la de una pequeña concha - aunque ahora, lo más habitual es verlas expuestas dentro de moldes de papel rizado.

Fíjate en ésta que preparé hace unos días:

Magdalenas de chocolate con almendra

Pasos

Los cupcakes son de origen estadounidense, pero se han puesto tan de moda, que ya no hay fiesta infantil – y no tan infantil - que se precie sin que se sirva una vistosa bandeja de cupcakes. Hoy por hoy, el cupcake es el rey de la repostería.

Aquí os muestro uno de los cupacakes más clásicos de Estados Unidos:

Cupcake de zanahoria

Zanahorias

Y, desde Londres con amor, llega el muffin. Sí, su origen es británico, pero aunque es esponjoso, su bizcocho es mucho más compacto. Éste, con arándanos, es delicioso:

Muffins nevados de arándanos

Arandanos

¿Te has fijado bien? ¿Has encontrado ya las siete diferencias?

  • Aceite: Las magdalenas se elaboran con aceite. Para los muffins y cupcakeses mejor utilizar mantequilla.
  • Dulce/salado: Las magdalenas y los cupcakes son dulces. ¡Ummm!, sobre todo estos últimos, ¿verdad? ¡Claro, es por las coberturas! Los muffins, en cambio, son los menos dulces de los tres. De hecho, en algunas ocasiones, son salados (llevan calabacín, queso, nata, tomate e incluso bacón).
  • Decoración: Las magdalenas y los muffins no se adornan por encima, los cupcakes sí. Buttercream o crema de mantequilla, fondant o pasta de azúcar, crema de queso, merengue, mazapán, figuras, adornos… ¡las posibilidades son infinitas!
  • Copete: ¿verdad que una magdalena sin copete no sería lo mismo? El copete es su principal característica. Durante el horneado, la masa sube bastante gracias a que la proporción de levadura respecto a la de aceite es mayor. El muffin es más chato, y el cupcake ni siquiera sobresale del molde de papel rizado.
  • Leche: Los cupcakes lleven leche, lo que les proporciona una textura diferente con respecto a las magdalenas y muffins.
  • Sabores: Las magdalenas no se rellenan ni se les añade ningún sabor adicional salvo, en todo caso, un pequeño toque de limón. En cambio, los muffins pueden ser de mil sabores y rellenos: fruta, frutos secos, chocolate, hortalizas... También los cupcakes pueden ser de diferentes sabores, y combinarse con mil y una coberturas.

En el Espacio Demos la vuelta al día:

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos