Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona
Publicidad

Nos vamos de escapada: Cuatro pueblitos pesqueros para disfrutar en Semana Santa

Nos vamos de escapada: Cuatro pueblitos pesqueros para disfrutar en Semana Santa
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

\"Concurso\"

No queda nada para Semana Santa, días en los que nos tomamos esas pequeñas vacaciones que tanto anhelamos después de Navidad, y que nos dan un pequeño descanso para sobrellevar mejor los días hasta las de verano. Seguro que muchos planeáis alguna pequeña escapada, aunque sea un fin de semana, por ello os quiero mostrar cuatro pueblitos pesqueros con encanto que os entusiasmarán.

Como buena gallega que soy viviendo en el País Vasco no podían faltar en mi pequeña selección dos preciosos lugares que se encuentran en nuestro pequeño ránking de favoritos, pero no puedo olvidar mi sangre asturiana y recomendaros uno de los pueblos más bonitos que existen en Asturias, y como no, también en Cantabria. Así que las escapadas que os propongo para Semana Santa son estas:

La playa de As Catedráis en Ribadeo

Nos vamos de escapada: Cuatro pueblitos pesqueros para disfrutar la Semana Santa

Ribadeo se encuentra ubicado en el norte de la provincia de Lugo, limitando con la provincia de Asturias. Si os interesa la parte cultural de un lugar, este pueblo tiene diferentes monumentos interesantes que merecen la pena visitar como la Iglesia de Santa María do Campo, la Capilla da Atalaya, el Convento de Santa Clara, O Pazo de Ibáñez, la Torre de los Moreno, el edificio de la Aduana y el Castillo de San Damián.

No debéis dejar sin embargo de dar un paseo por el puerto, echar un vistazo a la lonja de pescadores y por supuesto tomaros en algún bar una buena ración de marisco fresco, como no. Y lo que más me gusta sin duda alguna de esta zona, al igual que le sucede a cualquiera de las personas que la visitan, es la famosa playa de As Catedráis, todo un espectáculo de la naturaleza digno de ver y admirar durante horas.

El particular encanto de las casas colgadas de Cudillero

Nos vamos de escapada: Cuatro pueblitos pesqueros para disfrutar la Semana Santa

Cudillero es un precioso pueblo pesquero asturiano de no más de seis mil habitantes que tiene la peculiaridad de que sus coloridas casas parecen colgadas, lo cual vistas desde la parte baja del pueblo confieren un particular paisaje. En los balcones de las casas cercanas al puerto se ven todavía enseres de pesca y peces colgados para su secado. Al igual que en Galicia, Asturias tiene una gastronomía fantástica, así que no dejéis de probar el pixín(rape), el pitu de caleya(pollo de corral), el arroz con leche o los frixuelos.

Dentro del propio pueblo tenéis que visitar los distintos miradores con vistas fantásticas al Cantábrico, La iglesia de Santa María y la Casa Rectoral que están catalogados como Monumentos Histórico-Artísticos. Y si os queréis desplazar unos pocos kilómetros, hasta Castañeras, tendréis el placer de poder admirar una de las playas más bonitas de Asturias, La Playa del Silencio.

La monumental villa de Castro Urdiales

Nos vamos de escapada: Cuatro pueblitos pesqueros para disfrutar la Semana Santa

Aunque Castro Urdiales pertenece a Cantabria, está tan cerca de Vizcaya que todos los que vivimos en Bilbao solemos disfrutar de esta villa marinera muy a menudo, incluso algunos la tienen como segunda residencia. Con una playa muy coqueta y un precioso puerto, la zona que mas encanto tiene es la parte vieja, cerca del ayuntamiento, en la que podremos disfrutar de tapas y pinchos exquisitos.

Monumentalmente no dejéis de ver la Iglesia de Santa María, edificio que destaca en cuanto entráis en el pueblo por su estratégica colocación, el Castillo-Faro, el Puente Romano o la Iglesia de San Pedro. Y por supuesto recomendaros probar el marmitako de langosta, un plato tan bueno que todavía lo recuerdo como el mejor hasta la fecha.

El precioso Puerto Viejo de Bermeo

Nos vamos de escapada: Cuatro pueblitos pesqueros para disfrutar la Semana Santa

Bermeo fue la primera villa que se fundó en Vizcaya. Situada entre la ría de Mundaka y el cabo Matxitxako destacó ya desde la Edad Media por su exportación de pescado hacia el interior. El Puerto Viejo, aunque hoy en desuso, conserva la belleza especial de un pueblo de tradición pesquera y conservera, con sus casas estrechas y pegadas entre sí.

Si paseáis entre callejuelas veréis parte de la muralla y una de las siete puertas que la formaban y podéis visitar monumentos tan interesantes como la iglesia gótica de Santa Eufemia, la neoclásica de Santa María y el Ayuntamiento. También el Puerto Viejo, la Torre de Ercilla y la puerta de San Juan, la única que queda en la muralla tal como os decía. Mi recomendación es que no os vayáis sin tomar unas buenas anchoas en salazón y sin pasar por la Ermita de San Juan de Gaztelugatxe.

Deseo que hayáis saboreado estos cuatro pueblitos pesqueros para disfrutar en Semana Santa que a nosotros personalmente tanto nos gustan, y que a vosotros si tenéis la ocasión de visitar alguno de ellos, seguro que también os sucede lo mismo porque son totalmente cautivadores.

Imágenes | Ferbuer, dacostabalboa, mariosp, ricardoo, aroberts

Publicidad

También te puede gustar

Publicidad
Publicidad