Esta sección y sus contenidos han sido contratados específicamente por la marca que se menciona Volver a Directo al Paladar.com

Kaiku sin lactosa

descripción del destacado 1

Ensalada tibia de calabaza y membrillo con queso emmental sin lactosa. Receta

2 comentarios

Ensalada tibia de calabaza y membrillo con queso emmental sin lactosa

Cada vez nos va apeteciendo más comer alimentos propios de la estación en la que nos encontramos, al fin y al cabo son los que más nos ayudan a mantener nuestra salud, y además de reconfortarnos, resultan deliciosos.

He vuelto a escoger la calabaza para la receta de hoy, y si hace unas semanas comíamos unas ricas tartaletas con nata para cocinar sin lactosa, hoy este fruto anaranjado llega acompañado por los membrillos, muy propios también del otoño. Juntos forman una ensalada tibia cuyo toque final lo dan el estragón, y el queso emmental sin lactosa. ¿Queréis probarla?

Ingredientes (para cuatro personas):

  • 300 gramos de carne de calabaza cortada en cubos, 200 grs. de carne de membrillo cortado en cubos, una lata de 200 gramos de guisantes, una cebolla tierna pequeña, 100 gramos de tomates cherry, una lata de 300 grs. de aceitunas negras sin hueso, y un paquete de queso emmental rallado sin lactosa de Kaiku.
  • Vinagreta y condimento: un diente de ajo, medio vaso de zumo de naranja, cuatro cucharadas de vinagre de vino blanco, 100 mililitros de caldo de verduras, dos cucharadas de aceite de oliva, sal, pimienta negra molida, azúcar integral de caña y estragón.

Cómo hacemos nuestra ensalada tibia de calabaza y membrillo con queso emmental sin lactosa:

Paso a paso de ensalada tibia de calabazas con membrillo y queso emmental sin lactosa

Se hierven durante 10 minutos los dados de calabaza y membrillo en agua ligeramente salada, tras sacarlos del fuego se escurren y reservan, antes de que enfríen podemos añadir los guisantes tras haberles quitado el líquido. Por otro lado la cebolla tierna deberá cortarse a láminas finas y colocarse en un bol junto a los tomates cherry partidos por la mitad y las aceitunas negras escurridas.

En este momento podemos preparar la vinagreta agitando el vinagre y el aceite, e incorporando el zumo de naranja, el diente de ajo picado, un pellizco de sal, otro de azúcar y la pimienta. Batimos muy bien el resultado y ya tenemos nuestra salsa.

Por último se mezclan bien la calabaza, el membrillo y los guisantes, con la cebolla, los tomatitos y las aceitunas. Lo colocaremos en una ensaladera y rociamos con la vinagreta espolvoreando bien con el estragón. El toque final nos lo da el queso emmental rallado sin lactosa. Es resultado es una combinación sorprendente para el paladar: el dulce de la calabaza, el sabor aromático y a la vez ácido del membrillo, y el toque suave del queso, por no hablar de una salsa que condimenta a la perfección la ensalada.

Tiempo de elaboración | 40 minutos
Dificultad | Fácil

Degustación:

Es un plato bastante completo y saciante que no necesita acompañamiento, debemos prepararlo rápidamente para tomar aún tibio, ya que así nos sentará mejor y nos permitirá afrontar las bajas temperaturas. Ideal para una cena temprana.

En Espacio sin Lactosa | Ideas para potenciar el consumo de lácteos en otoño
En Espacio sin Lactosa | Consejos para preparar nuestro cuerpo de cara al otoño

Macarena


Macarena González es una mamá a la que le gusta meterse en la cocina para elaborar platos clásicos, y también para experimentar con nuevas texturas y sabores. Está convencida de que la comida es fuente de salud, por eso cada día dedica tiempo a escoger los mejores ingredientes con los que preparar alimentos para su familia. Es editora en Peques y Más.


+ Deja tu comentario

Comentarios

  • 1

    !
    pfuchs | 1 estrellas

    Tengo calabazas para parar un tren, así que esta ensalada me la apunto. No me suelen gustar mucho pero como es templada suena muy apetitosa, sobre todo con el membrillo y el queso.

    Saludos

  • Respondiendo a #1:
  • 2

    Avatar de macarenagv !

    Gracias por tu comentario. La ensalada es muy especial y está muy rica... a priori puede parece extraña la introducción del membrillo, pero al estar hervido la carne se reblandece y no está tan áspero.

    Saludos cordiales.