Esta sección y sus contenidos han sido contratados específicamente por la marca que se menciona Volver a Directo al Paladar.com

Kaiku sin lactosa

descripción del destacado 1

Un alimento bajo en grasas que nos aporta muchos beneficios: leche desnatada sin lactosa

0 comentarios

Leche desnatada

El principal lácteo que utilizamos a diario en los hogares es la leche, se trata de un alimento que desde el punto de vista nutricional es muy completo porque aporta proteínas, lípidos, minerales y vitaminas. De sabor dulce y suave, la leche se puede tomar en solitario como merienda o desayuno, y también formar parte de los ingredientes de diversos platos entre los que predominan los postres.

Afortunadamente la presencia de lactosa en este alimento, ya no es un problema puesto que existe en el mercado una gran variedad de lácteos sin lactosa con los que podemos disfrutar de un buen sabor, con el aporte necesario de nutrientes, y – además – proporcionar digestiones ligeras a nuestro organismo. Si pensamos en leche sin lactosa, en nuestro Espacio ya hemos conocido la entera, también la semidesnatada, y hoy le hacemos un hueco a la leche desnatada sin lactosa de Kaiku.

Quienes deciden consumir leche desnatada, pretenden reducir el consumo de grasa en la alimentación diaria, aunque también es cierto que a algunas personas les resulta demasiado fuerte el sabor de la leche entera. Podemos deducir que es cuestión de gustos ya que las proteínas y el calcio continúan estando presentes.

Leche desnatada de Kaiku

¿Y qué ocurre con las vitaminas?

Cuando el proceso industrial elimina las grasas, también se excluyen las vitaminas liposolubles (A, D y E), aunque en la actualidad, la mayoría de leches semidesnatadas o desnatadas que se comercializan han sido enriquecidas posteriormente con dichos nutrientes. De hecho si observamos la composición de la leche desnatada sin lactosa de Kaiku, nos daremos cuenta que la cantidad presente de esas tres vitaminas es la misma sea cual sea el tipo de leche que escojamos.

De esta forma podemos estar tranquilos porque el aporte de elementos necesarios para la dieta permanecerá inalterado

Leche desnatada sin lactosa: cuestión de gustos, y ¿de edades?

Cuando se trata de adultos es obvio que se puede escoger el tipo de leche que se desee, tanto en función de los requerimientos físicos, como de preferencias. Sin embargo la leche desnatada no es un producto adecuado para bebés y niños muy pequeños, y cuando los peques crecen tampoco está justificado su uso, a no ser que exista una indicación médica clara motivada por alguna enfermedad que exija la exclusión de grasas de la dieta.

Es decir: si deseamos tomar leche desnatada para responder a nuestras necesidades, también debemos tener en cuenta las del resto de la familia, y surtir nuestra despensa con diferentes tipos de productos. Cabe mencionar aquí este estupendo post que nos trajo Liliana, y que habla sobre los diferentes tipos de leche sin lactosa (incluyendo las bebidas vegetales) entre los que podemos escoger.

En definitiva, la leche desnatada sin lactosa nos puede ayudar a conseguir una dieta más equilibrada y baja en grasas animales, y como las grasas también son necesarias en nuestra alimentación, podemos optar por mejorar el aporte de grasas vegetales (como el aceite de oliva) a los platos que cocinamos.

Imágenes | Peter Hellberg, Kaiku
En Espacio sin Lactosa | ¿Cómo se hace la leche sin lactosa?, Receta de crepes con leche semidesnatada sin lactosa

Macarena


Macarena González es una mamá a la que le gusta meterse en la cocina para elaborar platos clásicos, y también para experimentar con nuevas texturas y sabores. Está convencida de que la comida es fuente de salud, por eso cada día dedica tiempo a escoger los mejores ingredientes con los que preparar alimentos para su familia. Es editora en Peques y Más.

+ Deja tu comentario