Receta de espuma de limón con leche condensada [RECETA EJEMPLO]

Gana 1000€ con La Lechera

Sólo tienes que enviar tu receta de postre con leche condensada La Lechera para participar.

Receta de espuma de limón con leche condensada [RECETA EJEMPLO]

Disclaimer: Esta es una receta ejemplo de la redacción de Directo al Paladar, su votación no contabiliza para el concurso.

Para días en los que tengáis poco tiempo para cocinar, este postre es sencillísimo y lo preparas en menos de 5 minutos. Lo único que hay que prever son un par de horas para que se enfríe en la nevera y listos.

Ingredientes para seis personas
• 350 g de leche condensada La Lechera, 4 yogures griegos, 100 ml de zumo de limón

Cómo hacer espuma de limón
Ponemos todos los ingredientes en una batidora y batimos durante 1-2 minutos.
Vertemos en las copas o vasitos donde vayamos a servirlo y los metemos en la nevera durante al menos 2 horas. Se sirve muy frío.

Dados cremosos de limón

Con la combinación de tres ingredientes básicos junto con una masa quebrada hecha en casa en menos de 10 minutos, conseguirás estos daditos de limón de ensueño.

Ingredientes para seis personas
• 120 g de mantequilla a temperatura ambiente, 400 g de leche condensada La Lechera, 60 g de azúcar lustre (o azúcar glas), 1 pizca de sal, 120 g de harina, 4 yemas de huevo, el zumo de 3 limones

Cómo hacer dados de limón
Precalentamos el horno a 180ºC. Engrasamos un molde cuadrado de unos 20 cm de diámetro y lo forramos con papel para hornear, lo engrasamos también.

Para preparar la masa quebrada, batiremos la mantequilla junto con el azúcar y la sal en una batidora eléctrica hasta que la mezcla esté esponjosa. Añadiremos la harina y seguimos mezclando a velocidad baja hasta que esté bien combinado.

Presionamos la masa en el fondo del molde y pinchamos la base con un tenedor para que no se llene de aire al hornear. Introducimos en el horno precalentado durante 15-20 minutos.

Para hacer el relleno, mezclamos en un cuenco las claras, la leche condensada y el zumo de limón hasta que quede bien suave. Lo añadimos al molde con la masa todavía caliente y lo volvemos a introducir en el horno durante unos 25-30 minutos. Retiramos del horno y reservamos hasta que esté a temperatura ambiente.

Introducimos en la nevera hasta que el relleno esté firme, unas 2-3 horas. Una vez enfriado lo retiraremos del molde y lo cortamos a dados pequeños para servir. Espolvoreamos con un poquito de azúcar glas.