Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Cuatro razones de peso para no saltarse nunca el desayuno

Cuatro razones de peso para no saltarse nunca el desayuno
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
\"image\"
Tweets por @Heliosesvida

Muchos son los que salen de casa sin desayunar. Algunos porque aseguran que nada más levantarse no tienen hambre y son incapaces de ingerir aunque sea un simple vaso de leche; otros porque se levantan con el tiempo justo, y no les da tiempo a prepararse ni siquiera un café y unas tostadas para no ir con el estómago vacío al trabajo; erróneamente, también hay quien cree que no desayunando se adelgaza.

Sin embargo, es importante que nos demos cuenta de que el desayuno es la primera comida del día que haremos después de un periodo de ayuno equivalente, como mínimo, a las horas que hayamos estado durmiendo. Para cargar a nuestro cuerpo de la energía necesaria para poder funcionar bien el resto del día hace falta añadirle nutrientes y, en el desayuno, se encuentran el calcio y las proteínas de la leche, los yogures o el queso; la fibra del pan o de las galletas; y las vitaminas de la fruta entera o en zumo.

En las personas que no desayunan, los niveles de azúcar descienden de forma alarmante a media mañana. Tanto que el cuerpo, que es muy sabio, opta por almacenar grasas ¡no vaya a ser que pase demasiado tiempo hasta que lo vuelvan a alimentar! Esto provoca que, muchos no aguanten hasta la hora de comer, y sucumban ante la tentación de las bebidas gaseosas o, incluso, de ciertos snacks; y que cuando, por fin, se sientan a comer pidan raciones demasiado abundantes por culpa de la ansiedad.

magnusmanske.jpg

Razones para no saltarse el desayuno

  • Adquirir buenos hábitos que ayudan a controlar el peso. Quienes desayunan suelen ser más delgados que quienes no lo hacen, pues no se exceden entre horas.
  • El consumo de alimentos de alta energía, como los carbohidratos, en el desayuno alimenta los músculos y el cerebro lo que proporciona energía física y mejora la concentración mental.
  • Los cereales, la fruta y los lácteos son nutrientes necesarios para una alimentación equilibrada. Quien no los consume en el desayuno, es probable que no encuentre la ocasión para tomarlos en ningún otro momento del día.
  • Desayunar ayuda a mantener a raya los niveles de azúcar en sangre, lo que hace que disminuya considerablemente la posibilidad de desarrollar una diabetes del tipo 2.

Existen estudios que han demostrado que el consumo del desayuno se asocia con otros hábitos saludables. Nuestro cuerpo necesita que comamos de forma regular, y que no nos saltemos ninguna comida. Quienes se saltan el desayuno tienen más probabilidades de padecer enfermedades cardiovasculares, obesidad, e hipertensión.

El refranero español que es muy sabio dice que: "

Hay que desayunar como un rey, comer como un príncipe y cenar como un mendigo"

Entonces, ¿por qué no seguimos sus consejos?

En el espacio Helios es vida:

Más información | Helios es vida

Fotos | @MagnusManske, @EdG2s

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos