Los colores del plato hablan de sus nutrientes y beneficios

Sigue a Directo al Paladar

colores


Siempre decimos que la comida entra por los ojos y no es una frase errónea, sino que la presentación de un plato influye grandemente en su elección y en la misma inciden la forma, la textura y los colores del mismo. Sin embargo, los colores del plato no sólo hablan de presentación, sino también hablan de sus nutrientes y beneficios, pues muchas sustancias que afectan al organismo se identifican con colores específicos.

Los colores de frutas y hortalizas

Cuando hablamos de colores generalmente encontramos mayor variedad en frutas y hortalizas que son, justamente las que poseen según su pigmentación sustancias que inciden de manera positiva sobre el organismo. Algunas de esas sustancias son micronutrientes y otras, simplemente pigmentos o fitoquímicos.

Así, combinar variados colores en un plato no sólo volverán al mismo más atractivo, sino también más sabroso y nutritivo dada la variedad de sustancias que benefician la salud del organismo.

Los colores están dados sobre todo por sustancias como las clorofilas, los carotenos y carotenoides, las flavonas, liocromos y antocianinas.

Los colores del plato y sus efectos en el organismo

Según los colores, las sustancias que poseen los alimentos y sus efectos en nuestro cuerpo son:

Blanco: en su estado fresco son blancos aunque pueden dar un color amarillo tras la cocción, sobre todo, en un medio alcalino. El color de los alimentos se caracteriza por tener sustancias como las flavonas y flavonoides con función antioxidante, antimicrobiana y antiinflamatoria, se encuentran en hortalizas como el nabo, puerro, ajo, cebollas.

colores2

Naranja y rojizo: el color se debe a la presencia de carotenos y carotenoides que tienen importancia nutricional porque son precursores de vitamina A con fuerte acción antioxidante, refuerza las defensas del organismo y contribuye a la salud visual, de la piel y mucosas. Se encuentra en alimentos como la zanahoria, la calabaza, el tomate, toronja, mango, entre otros.

Morado, violeta o azul:
el color intenso se debe a la presencia de antocianinas o resveratrol con poder antioxidante y anticancerígeno. Se encuentran en alimentos como la mora, uvas negras, arándanos, berenjenas.

Amarillo y verde: son colores que denotan la presencia de luteína y zeaxantina así como de carotenoides. Los últimos son precursores de vitamina A y los primeros contribuyen a la salud visual así como también, tienen función antioxidante. Alimentos con estos colores y beneficios son la espinaca y acelga, el maíz, los guisantes, el aguacate o melón.

Variedad de colores y nutrientes

colores3

Como podemos ver, cada color se caracteriza por una sustancia diferente y por lo tanto, tiene acción distinta en nuestro organismo. Entonces, combinar en un plato el color verde de la espinaca con el rojo del tomate y el blanco de la cebolla, no sólo nos asegurará una atractiva presentación dada por la variedad de colores, sino también, diversidad de fitonutrientes que influyen de manera positiva en el organismo.

Podemos crear platos coloridos y nutritivos elaborando una simple macedonia de frutas o bien, una ensalada de espinacas con naranja, o un cous cous con frutas y verduras donde combinamos color blanco, verde y rojo simultáneamente.

Entonces, ingerir alimentos de colores varios a lo largo del día o procurar variedad de colores en nuestros platos, nos garantizará variedad de nutrientes y sustancias que favorecen la salud del organismo.

En Vitónica | Dieta equilibrada con alimentos de colores
Imagen | Helenej, Norwichnuts y IcyFrance

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios