Compartir
Publicidad

Papel aluminio o film transparente, ¿qué es mejor?

Papel aluminio o film transparente, ¿qué es mejor?
Guardar
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En un cajón de la cocina guardo el rollo de papel de aluminio -papel de plata lo llamaba mi abuela- y el de film transparente o plástico de envolver y muchas veces dudo cuando voy a envolver alimentos. Entre papel aluminio o film transparente, ¿qué es mejor?

¿Cuál debemos usar para envolver las sobras de alimentos?¿Cuál es mejor para congelar? He hecho una investigación buscando por la red y también haciendo pruebas empíricas en casa y estas son mis conclusiones, que espero os vengan bien en vuestra vida diaria.

Cada uno de estos productos tiene sus características y propiedades que hacen que uno u otro sea el adecuado según el destino que se vaya a dar al envoltorio o según el alimento que se vaya a envolver. Por si te surge esta duda, hemos preparado este pequeño estudio.

El papel aluminio

Istock 72456877 Medium

El papel aluminio, papel de plata o papel albal -nombre genérico derivado de una marca comercial, de modo parecido al de los kleenex o pañuelos de papel- es uno de los productos más tradicionales para la conservación de alimentos. Normalmente se utiliza en las casas para envolver los alimentos y así evitar que el frío de la nevera o del congelador reseque o queme estos convirtiéndolos en alimentos no válidos para comer.

Entre sus ventajas, es un material ligero y muy manejable, ya que se adapta a la forma del alimento que vamos a envolver. Además no deja pasar ni la luz, la humedad y mantiene en su interior los aromas del alimento.

Entre sus inconvenientes, -además de su impacto ambiental ya que no es fácil de reciclar-, no deja ver el contenido del paquete y puede hacer que se nos olvide lo que tenemos guardado/congelado. Además no permite la descongelación en microondas al ser metálico.

El plástico de cocina o film transparente

Istock 48377170 Medium

Este producto, elaborado con polietileno es ideal para envolver productos con formas irregulares dada su flexibilidad. Es muy práctico para guardar alimentos cocinados, conservando su humedad en una especie de microclima.

Al ser transparente permite ver lo que hay dentro del paquete por lo que es práctico tanto para la nevera como para el congelador. Además es impermeable por lo que evita el paso de aire y de humedad al alimento envuelto, siendo bueno para conservar más tiempo alimentos fríos o verduras.

Sus inconvenientes vienen de la posible transferencia de sabor de plástico al alimento -en especial cuando son alimentos grasos-, y el no ser válido para cocinar ni en el horno o al fuego por el riesgo de que se funda el plástico. Además, otro inconveniente es que muchas veces es difícil de manejar, se queda pegado y cuesta cortarlo de forma uniforme.

Algunos casos concretos

Aunque en muchos casos es indiferente usar uno u otro producto para envolver, esta es mi experiencia en algunos casos concretos.

Bocadillos

Bocadillos Papel Aluminio O Film Transparente

Sin duda es mejor el papel aluminio. Un buen bocadillo envuelto en papel aluminio sigue teniendo el pan crujiente cuando se va a consumir -en el recreo, en la oficina- mientras que envuelto en plástico o film transparente se vuelve más correoso.

Verduras empezadas

Si cortamos una cebolla o un calabacín y nos sobra un trozo, se conserva más fresco durante unos días si lo envolvemos -al menos la zona del corte- con film de cocina, ya que éste queda bien pegado y adherido impidiendo que entre el aire o el frío de la nevera. Con film de cocina no se reseca y además podemos ver qué es lo que está envuelto. Si usamos papel aluminio, probablemente se nos estropeará al no ver qué contiene es fácil olvidar el producto y ver cómo se estropea.

Carne o pescado fresco en la nevera

Cuando compro carne o pescado, me gusta retirar el papel de estraza plastificado de la carnicería o pescadería y sustituirlo por papel aluminio ya que mantiene la humedad dentro y evita la proliferación de olores en la nevera.

Istock 35729560 Medium

Para este cometido opto por el aluminio por su mayor robustez que me transmite la idea de mayor aislamiento. Esto me vale para uno o dos días ya que después habré consumido el producto o lo habré congelado en su caso.

El film transparente tiene menor rigidez -una vez envuelto- por lo que los filetes o tajadas de pescado me son más cómodos de manejar con el aluminio, aunque en realidad esto no tiene ninguna transcendencia más allá de ser un gusto o manía personal.

Para congelar alimentos

Si hablamos de meter esos mismos productos en el congelador, podemos utilizar tanto el papel aluminio como el film transparente, según la preferencia. En general, el plástico tiene la ventaja de ser más hermético y estar más pegado al producto, impidiendo que entre aire o humedad.

Istock 67997355 Medium

Yo uso ambos, aunque más a menudo el aluminio, -quizás por costumbre o manía- eso sí, siempre con etiquetas que nos indiquen el contenido y la fecha de congelación para evitar que se nos queden atrasados unos alimentos o se nos olviden dentro del congelador.

El principal inconveniente del aluminio en el congelador es que muchas veces se pega al producto por lo que lo ideal sería envolver la comida con film transparente y después cubrirla de papel aluminio.

Embutidos y quesos

El jamón de York, la cecina o el jamón ibérico funcionan mucho mejor para mí en papel aluminio ya que al ser alimentos grasos, no hacen tanta transferencia de su deliciosa grasilla al metal como al aluminio. Ya os conté mi experiencia con el jamón ibérico envasado en frascos de vidrio que me pareció estupenda.

Para los quesos, el film transparente me gusta más ya que evita mejor el paso del aire y que se resequen las cuñas una vez empezadas.

Sobras de comida cocinada

Para guardar un plato con sobras de comida, siempre elijo el film de cocina transparente ya que aisla mucho mejor el contenido del plato del exterior, evitando bacterias y contaminaciones, así como que los olores inunden la nevera.

Istock 41379944 Medium

Además, al poder ver el contenido es muy sencillo ir dando salida a esos productos en recetas de aprovechamiento de sobras o en cenas ligeras cuando no tenemos ganas de cocinar o proceder a su congelación.

Salsas

Tanto las salsas cremosas ligeras como las más espesas como la bechamel, agradecen una capa de film transparente de plástico de cocina pegada "a piel" para evitar que se haga costra al resecarse la superficie, función que el papel aluminio no cumple debidamente. Esto también se puede hacer con la crema pastelera y otras salsas similares.

Bechamel

Espero que ahora lo tengáis más claro y utilicéis papel aluminio o film transparente cuando sea más conveniente según cada caso. Y dicho esto, voy a comprar un rollo de cada uno que con tantas pruebas me he quedado sin reservas. Y vosotros... ¿para qué usáis cada uno de estos rollos de envolver?

En Directo al Paladar | Nuestros mejores 89 trucos de cocina
En Directo al Paladar | Cómo limpiar los fogones de la cocina sin esfuerzo

Imágenes | iStockphoto/pioner111 | iStockphoto/digitalzombie | iStockphoto/kirshal | iStockphoto/mile84 | iStockphoto/renamarie

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos