Compartir
Publicidad
Publicidad

Si te digo que lo que espolvoreas sobre tus pizzas no es todo queso ¿me creerías?

Si te digo que lo que espolvoreas sobre tus pizzas no es todo queso ¿me creerías?
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si te digo que lo que espolvoreas sobre tus pizzas no es todo queso ¿me creerías? Bueno, no me voy a poner melodramática, puede que si, que en parte sea queso, pero también puede que vaya cargado con un añadido sorpresa: virutas de madera. Sorprendente ¿verdad? Si. Sorprendente, pero cierto.

Según un reciente informe independiente publicado por Bloomberg Business, a algunas empresas norteamericanas, fabricantes de queso parmesano, les ha dado por jugar con la composición de su producto y añadir sustancias que nada tienen que ver con el. Tal es el caso de la celulosa, un aditivo proveniente de la madera.

Tal y como alerta este informe y según los análisis llevados a cabo sobre estos productos, en algunos casos los porcentajes de celulosa en el producto final me resultan, personalmente, un tanto alarmantes. El queso parmesano de Walmart, por ejemplo, contiene un 7,8% de celulosa, el de Jewel-Osco`s un 8,8% y el de Kraft un 3,8%.

6453101883 E26e7f877f O

La idea de meterme en el cuerpo celulosa o virutas de madera no es algo que resulte especialmente atractivo. No obstante, puede que lo estemos haciendo más a menudo de lo que pensamos y no seamos conscientes de ello, pues es una sustancia que no aporta sabor alguno a la comida y no lo notaríamos en absoluto.

La celulosa es un aditivo que se utiliza para aportar textura a ciertos productos alimenticios, según confirma John Coupland, Presidente del Instituto de Tecnología de la Alimentación y Profesor de Ciencias de la Alimentación de la Universidad de Pensilvania. Y añade que las virutas de madera o celulosa en polvo se añaden al queso rallado con el propósito de mantenerlo suelto y que no se pegue, quedando aceitoso.

Una vez más, la vulnerabilidad de los consumidores frente a la falta de escrúpulos de algunas grandes empresas queda patente. Aunque, en este caso concreto, la empresa causante de esta alarma, Castle Cheese Inc., ha sido investigada por las autoridades pertinentes, multada y obligada a retirar su producto del mercado. Una pequeña batalla ganada que, quiero pensar, no será la única ni la última.

Imágenes | Sebastian Mary y Charlie Lee-Potter en Flickr
En Directo al paladar | El timo de la estampita: a los mozzarella sticks de McDonalds les falta...¡la mozzarella!
En Directo al paladar | Pedirse una ensalada en McDonalds no es tan “light” como te piensas

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos