Judías verdes

El buen tiempo nos trae, irremediablemente, ganas de comer alimentos fríos. Las verduras huyen entonces del calor y los refritos, y abrazan nuevos aliños, buscando refrescantes compañías. Esta ensaladilla de judias verdes es un buen ejemplo de como un plato tradicional de verdura puede modificarse por obra y gracia de una emulsión básica: la mayonesa.

El secreto de esta receta está en el corte de las judías, que deberá ser fino, sin llegar a una juliana, pero consiguiendo bastoncitos de un máximo de 20 × 5 mm. Dejaremos descansar por un tiempo a guisantes y zanahorias, típicos ingredientes de la ensaladilla rusa, y experimentaremos con otros nuevos, para conseguir ampliar nuestra carta de platos de verano.

Los ingredientes para cuatro personas

¡Vótalo!

Editores 0

Comunidad 0

Actividad de la comunidad