Compartir
Publicidad

Éstas son las maravillas de las que oirás presumir y presumir a los que tienen un robot que cocina

Éstas son las maravillas de las que oirás presumir y presumir a los que tienen un robot que cocina
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

"Es impagable programar la máquina y que te vaya haciendo la comida mientras tú te dedicas a otras cosas, sin tener que estar pendiente todo el rato de, por ejemplo, remover el sofrito para que no se te pegue, como pasa con la cazuela”. Quien habla es Marta Martínez, una madre de familia que “de soltera” se compró un robot que cocina para tener un aliado entre fogones y que hoy no se imagina sin él.

En una sociedad cada vez más apresurada, el ahorro de tiempo es normalmente la principal ventaja que señalan quienes cuentan con un robot que cocina en casa. “Te evitas trocear y picar en la tabla, batir las claras a punto de nieve, hacer las masas, montar la nata… Convierte las tareas difíciles en sencillas y, encima, ensucias mucho menos y puedes meter los accesorios en el lavavajillas”, continúa Marta.

Cocinar, batir, picar, trocear o amasar son sólo algunas de las funciones de los robots de cocina actuales

Y aunque requiere disponer de espacio en la cocina, "nunca va a ser tanto como el que necesitas para la batidora, las varillas eléctricas, la picadora, la panificadora o la licuadora", asegura.

Concebidos para facilitar la labor culinaria tanto a cocineros noveles como a profesionales, los actuales robots que cocinan son aparatos multifunción capaces de moler, rallar, triturar, trocear, emulsionar, montar, amasar, cocer e incluso hacerlo al vapor. Un único electrodoméstico “todo en uno”.

Un robot que convierte al cocinero en chef

Kcook Multi

Actualmente existen en el mercado robots que cocinan capaces de mezclar y cocinar competentemente, como el kCook MULTI, cuya gama de accesorios, fáciles de limpiar, ofrecen variedad de opciones y permiten preparar un amplio recetario.

Un robot que cocina concentra varias funciones en un único aparato, con el consiguiente ahorro de espacio

David Montero y su pareja decidieron incorporar un robot que cocina al pequeño electrodoméstico de su hogar. "Es alucinante todo lo que se puede elaborar con él. El otro día hicimos un risotto fantástico con las funciones de cocción y una tarta de melocotón de postre con la amasadora y montando la nata. Ya nos habían hablado de él, y no defrauda”, señala David.

En el caso del robot de Kenwood, podemos encontrar seis programas de cocción predefinidos –Olla, Salsas, Vapor, Sopas, Salteados y Postres–, cada uno con una serie de funciones ajustadas al tipo de elaboración con que se corresponden. También permite ajustar manualmente la temperatura de cocción, yendo desde los 30 a los 180 grados, y preparar recetas al vapor gracias a su bandeja de cocción. El robot incorpora, además, un sensor que avisa de si la temperatura del bol supera los 60 grados y es necesario tener precaución a la hora de cogerlo.

Por otro lado, los accesorios que incluye –bandeja de vapor, cuchillas, varillas, pala para remover, adaptador de cocción lenta, caja de almacenaje, espátula y el Direct Prep, que incluye 5 discos de corte–, nos permitirán realizar preparaciones como amasados y batidos en cantidades amplias, gracias a los 4,5 litros de capacidad del bol.

Otra de las particularidades de este kCook MULTI es que, además de poder cocinar en su bol, podemos realizar otro tipo de elaboraciones gracias al "Direct Prep", el procesador de alimentos integrado, como cortar, rebanar o picar, con el consiguiente ahorro de tiempo.

"Es como estar cocinando en el fogón"

Cremadecalabaza

Mercedes Vítores también se muestra encantada de haberse hecho con un robot que cocina. Tras haber probado varios, el que tiene en la actualidad cuenta con un bol amplio que facilita cocinar en grandes cantidades.

El robot que cocina puede ser una ayuda tanto para el cocinero experimentado como para los más noveles

“La mayor ventaja es que, como tiene una resistencia de 1500W y llega fácilmente a los 180ºC, es muy rápido cocinar en él. Además, el bol permite preparar gran cantidad de comida y las acciones de remover son estupendas. Es como estar cocinando en el fogón y removiendo manualmente, según lo pide el plato”, destaca. “Yo guiso a mi aire, por intuición, como en la olla de siempre, porque no tritura ni deshace los alimentos, a excepción de las recetas básicas de pastelería, como los merengues o las cremas. Ahí sí que sigo las instrucciones para obtener los mejores resultados”.

Entre las características que hicieron decidirse a Mercedes por la opción que posee en la actualidad, las más valoradas fueron el diseño del aparato, versátil y muy completo en lo que a funcionalidad se refiere, y la facilidad de limpieza y uso. Y avisa: “La gente a la que no le gusta cocinar, descubrirá la cocina y la repostería. Y para los que son cocinillas, ¡es un pinche que no se queja!”.

En definitiva, a la hora de elegir un robot que cocina, la mejor opción siempre es escuchar y valorar objetivamente las opiniones de quienes ya tienen uno, guiarnos por nuestras necesidades y, finalmente, probar –por ejemplo, en las Sesiones Culinarias que organiza hasta el 31 de diciembre El Corte Inglés con Kenwood– y quedarnos con el que mejor se ajuste a lo que buscamos.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos