Compartir
Publicidad

Guía para poner tu primer huerto urbano en la cocina

Guía para poner tu primer huerto urbano en la cocina
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Disponer de nuestro propio huerto en el que sembrar nuestras propias plantas es una idea bucólica que tenemos todos los apasionados de la cocina. La posibilidad de elegir lo que plantamos y ver cómo dan sus frutos es un placer que aumenta la riqueza gastronómica de nuestros platos.

Por suerte, vivir en la ciudad o tener poco espacio en casa no es un impedimento para cultivar hierbas aromáticas y otras plantas culinarias en nuestro hogar. ¿Sabes cómo hacerlo? No te pierdas nuestra guía para poner tu primer huerto urbano en la cocina.

Cultivando en el interior: plantas todo el año

Huerto urbano

Montar nuestro propio huerto dentro de casa nos permite además tener plantas todo el año, ya que las protegeremos de las bajas temperaturas, vientos y heladas típicos del otoño y del invierno. En el exterior hay que tener más en cuenta la estacionalidad, mientras que en el interior no es un factor decisivo.

Otra ventaja es que, al mantener las plantas al resguardo del hogar, también las protegeremos del posible ataque de animales, insectos o plagas, lo que nos permite cultivar de la forma más natural posible sin tener que recurrir a usar demasiados productos para mantenerlas en buen estado. Así conseguiremos el máximo sabor a la hora de emplear las plantas en la cocina.

Elegir el espacio adecuado

Huerto urbano

Antes de empezar a montar nuestro huerto tenemos que elegir el espacio donde lo vamos a situar. Para ello hay que tener en cuenta el tamaño de la cocina, su situación dentro de la casa y la luz natural que recibe a lo largo del día.

Si nuestra cocina es pequeña seremos menos ambiciosos con nuestro huerto, aunque tampoco necesitamos un gran espacio para tener una buena selección de plantas. La clave está en encontrar un lugar protegido de corrientes de aire, separado de las típicas fuentes de calor que salen de la cocina.

Lo más importante a tener en cuenta para el éxito de nuestro huerto urbano es la luz natural. Casi todas las plantas de interior, hierbas aromáticas y hortalizas necesitan crecer en estancias bien iluminadas, y la mayoría tolera bien recibir luz directa del sol.

Ten en cuenta que a lo largo del año la situación del sol puede variar respecto a nuestra vivienda, ya que quizá necesites trasladar el huerto a otro espacio para asegurarte de que las plantas crezcan sanas y bonitas.

¿Qué plantas elegir?

Huerto urbano

Existe una gran variedad de plantas con usos culinarios que podemos cultivar en la cocina, aunque las más populares y prácticas son las aromáticas. Son perfectas por su pequeño tamaño, porque podemos recurrir a ellas cada vez que las necesitemos a la hora de cocinar y porque son muy resistentes y también decorativas.

Combinar tres o más tipos de aromáticas es una buena idea ya que crecen muy bien juntas y crearán un bonito efecto ornamental para decorar la cocina. Elige las que más vayas a utilizar en tus platos para tenerlas siempre a mano. Algunas de las más comunes son el perejil, tomillo, romero, albahaca o hierbabuena.

También podemos enriquecer nuestro huerto urbano con algunas hortalizas, como el tomate o la guindilla, que crecen muy bien en macetas en el interior. No sólo tendremos productos frescos llenos de sabor durante todo el año, sino que además sus frutos darán un toque decorativo de color muy agradable en la cocina.

¿Cómo plantar?

Huerto urbano

Hoy en día podemos encontrar todo tipo de recipientes y envases para cultivar nuestras plantas, algunos muy modernos y sofisticados y otros en estilo más rústico y tradicional. Puedes elegir el que más te guste para que se integre bien en el estilo de tu cocina.

Jardineras, mesas de cultivo, tiestos o macetas son válidos para desarrollar nuestro huerto urbano, en madera, cerámica o plástico. En Verdecora encontrarás una amplia gama de macetas y cubres con una gran variedad de colores para que escojas tus favoritos.

Verdecora Dap Huerto10

Hay que tener en cuenta que el recipiente deberá tener un buen drenaje y ser lo suficientemente alto para permitir el correcto desarrollo de las raíces, con unos 20-30 cm. También puedes emplear macetas cerradas pero situando en el fondo una capa de rocas o cortezas que evitarán que el sustrato se estanque.

A la hora de plantarlas en casa la opción más sencilla es adquirir cada variedad ya crecida para hacer el trasplante a nuestro maceta o jardinera. Si tenemos más experiencia en el cultivo de interior existe la opción de crear nuestros propios semilleros.

Los cuidados básicos

Huerto urbano

Las plantas aromáticas y las hortalizas son en general especies mediterráneas que se adaptan muy bien al ambiente de interior y no necesitan grandes cuidados. Hay que evitar pecar de un exceso de atención, ya que demasiada agua puede estropearlas.

Regaremos nuestro huerto tan sólo dos o tres veces a la semana, mejor a primera hora de la mañana o ya por la tarde, y procurando que la tierra no se encharque, sólo hay que mantener una humedad ligera. Ajustaremos el riego moderado dependiendo del clima más o menos seco de nuestra zona.

Tampoco es necesario añadir demasiados fertilizantes. Lo mejor es añadir un poco de humus al sustrato y limitar el abono a una vez al año. Si fertilizamos en exceso podríamos influir en el sabor de las hierbas y de los frutos.

La recompensa: hora de recolectar

Huerto urbano

Cuidar de las plantas y ver cómo crecen es muy gratificante, pero el mejor momento para quien tiene un huerto urbano es el de la cosecha. Recolectar los frutos o las hojas de nuestras plantas es todo un placer que se traduce en los deliciosos platos que cocinaremos gracias a ellas.

Mantener el huerto en la misma cocina es muy práctico porque sólo tenemos que alargar la mano para disponer de lo que precisemos. Tan sólo hay que procurar que la planta esté madura, especialmente en el caso de los frutos, como el tomate o la cebolla. En el caso de las aromáticas podemos ir cortando las hojas que necesitemos.

Huerto urbano

Cultivar nuestro huerto urbano dentro de la cocina es algo muy sencillo que nos aporta muchos beneficios. Nos permite reconectar con la naturaleza, enriquece la decoración interior y nos regala productos naturales con los que llenar de sabor nuestras recetas. Sigue los consejos de esta guía y anímate a poner tu propio huerto urbano en la cocina.

Más información | Verdecora
Imágenes | rpavich, Alice Henneman, cookbookman17, Suzette, Bryan Ochalla, Dominika Komender, Jess Pac, Kajsa Bergman Fällén, Donna Tomlinson

Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos