Compartir
Publicidad

Qué plantar en tu terraza (y cómo cuidarlo) para tener siempre una ensalada fresca en la mesa

Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los huertos urbanos están de moda, y es que nos permiten reconectar con la naturaleza cultivando nuestras propias hortalizas y verduras para disfrutarlas en casa. Es una manera perfecta para llevar una alimentación saludable y natural, sostenible con el medio ambiente, y además podremos tener siempre una ensalada fresca y deliciosa en la mesa.

Tener nuestro propio huerto urbano no es difícil, tan sólo necesitamos un pequeño espacio en la terraza o en el balcón y dedicar un poco de atención a nuestros cultivos. Si quieres saber qué plantar en tu terraza y cómo cuidar de tu huerto para disfrutar de tus propias hortalizas, no te pierdas estos consejos. Anímate a cultivar tus vegetales y verás cómo se enriquece tu cocina.

Tomates

Tomates

El tomate es un ingrediente básico para cualquier ensalada y otros muchos platos de la cocina mediterránea, pero cada vez cuesta más encontrarlos con verdadero sabor en el mercado. Si quieres tener siempre tomates con verdadero sabor a tomate, no lo dudes y cultiva una o varias plantas en tu terraza.

Las tomateras crecen muy rápido y si las ponemos al sol nos regalarán deliciosos frutos a lo largo de todo el año. Elige las variedades pequeñas, como los cherry, si tu huerto es pequeño, o incluso puedes plantarlos en macetas. Cuidando la humedad de la tierra y vigilando que reciben suficiente luz, los tomates apenas requieren cuidados y son perfectos para cualquier huerto urbano.

Lechugas variadas

Ensalada Lechuga

Una buena ensalada fresca no parece estar completa sin su lechuga crujiente y refrescante, ¿por qué no cultivarla en casa? Puedes elegir entre numerosas variedades según tu gusto, o incluso puedes apostar por combinar dos o tres especies distitnas para conseguir además un bonito efecto decorativo en tu huerto. Tienes por ejemplo la clásica iceberg, la bonita escarola o la aromática hoja de roble.

Las lechugas crecen con rapidez y son perfectas para cuidar en esta época, ya que toleran peor las altas temperaturas. Asegúrate de que el sustrato siempre está húmedo y pulveriza las hojas con agua de forma regular, sin recibir directamente rayos de luz solar. Otra ventaja de la lechuga es que no requiere grandes cantidades de tierra, ya que sus raíces son pequeñas. Puedes cosechar las hojas y también los cogollos para tus platos.

Pimientos de colores

Ensalada Pimiento

Los pimientos son esenciales dentro de la cocina mediterránea, tanto como producto en crudo como ingrediente en muchas recetas. Los pimientos siempre añaden un toque fresco a las ensaladas y aportan muchas vitaminas y minerales. Combina variedades rojas, amarillas y verdes para tener una ensalada multicolor llena de sabor.

Son plantas que conviene proteger del frío, buscando la máxima cantidad de luz solar y evitando que sufran heladas. Hay que regarlos con frecuencia pero sin que la tierra se encharque, y sin mojar los frutos. Cuando quieras recolectar tus pimientos sólo tienes que cortarlos directamente del tallo, y usarlos al natural o prepararlos para tus recetas. Asados son una verdadera delicia.

Cebollas y cebolletas

Cebollas

En nuestra terraza es más recomendable plantar cebolletas o variedades más pequeñas de cebollas como las chalotas o cebollitas francesas, ya que son plantas de menor tamaño. La cebolla crece con facilidad y es muy útil tenerla mezclada con las demás plantas, ya que repele los insectos de manera natural.

Procura que tus plantas de cebollas reciban suficiente luz solar y que la tierra esté húmeda sin encharcarse. Cuando la planta ya ha madurado necesitará menos riegos, ya que la cebolla es un bulbo que crece debajo de la superficie. Elige tierras compactas sin muchas piedras y no necesitarás añadir fertilizantes. Cuando asome la espiga floral, elimínala para que crezca sana y fuerte.

Espinacas

Espinacas

Similar a la lechuga, las espinacas se han convertido en un ingrediente fundamental para numerosas ensaladas. Sus hojas se pueden comer crudas o cocinadas, y la mejor manera de disfrutarlas frescas en casa es a través de los brotes, las hojas más pequeñas llenas de sabor. Es una planta fácil de mantener que puede crecer a lo largo de todo el año.

Para tener éxito con tus espinacas urbanas sólo necesitas unas tierra húmeda rica en sustancias orgánicas, añadiendo una pequeña parte de compost estándar. Esta planta crece mejor con temperaturas suaves, sin mucho calor, por lo que es perfecta para tener en la terraza desde otoño hasta primavera.

Hierbas aromáticas

Aromaticas4

Un complemento básico para dar sabor cualquier ensalada son las hierbas aromáticas, con mucho más aroma cuando están frescas. Una manera perfecta de tener aromáticas siempre a punto en la cocina es mediante su cultivo en casa, ganaremos en sabor y también resulta más barato que comprarlas ya cortadas. Las plantas aromáticas son muy fáciles de mantener y crecen durante todo el año.

Puedes elegir tus sabores favoritos, por ejemplo perejil, albahaca, orégano, tomillo o romero. Son plantas típicamente mediterráneas y se adaptan sin problemas a nuestros climas. Procura que reciban luz pero de forma indirecta, y riega con frecuencia la tierra en cantidades moderadas. Cuando necesites sazonar tus platos sólo tienes que cortar las hojas que necesites. Prueba a elaborar un aliño con aceite de oliva, sal, una pizca de mostaza y un manojo de perejil y albahaca bien picadas.

Estas son las plantas básicas esenciales para una buena ensalada, que también podrás emplear en numerosos platos de tu cocina. Súmate a la tendencia del huerto urbano en la terraza y disfruta de platos frescos, saludables y sabrosos todo el año, y verás cómo cuidar de tus plantas se convierte en todo un placer. ¿Cuál es tu receta de ensalada favorita?

Más información | Ciudadano 0,0
Imágenes | Thinkstock, stu_pivack, Eunice, Artur Luiz, rpavich, cookbookman17, Ryosuke Yagi.

Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos