¿Consumiríais Black Ivory, el café más caro del mundo?

Sigue a Directo al Paladar

El Black Ivory el café más caro del mundo

Hace un año aproximadamente nuestro compañero Pakus nos hablaba de su experiencia con el Kopi Luwak, hasta entonces el café más caro que existía, ya que se acaba de dar a conocer una nueva variedad de café que duplica el precio del anterior, el Black Ivory ¿Consumiríais el café más caro del mundo sabiendo de dónde procede?

El Black Ivory, al igual que el Kopi Luwak, se extrae de las heces de un animal, pero en este caso de las de elefante. El “marfil negro” se obtiene basándose en el mismo principio, las enzimas digestivas del elefante reducen el amargor del café y mejoran su sabor.

La idea surge del canadiense Blake Dinkin, que hizo primero diferentes pruebas para confirmar que la ingesta de café no era perjudicial la salud de los elefantes y perfeccionó el sistema hasta conseguir una variedad suave y ligera de grano. Se trasladó a Tailandia y allí llegó a un acuerdo con la fundación Golden Triangle, un refugio para elefantes maltratados que recibirá un 8% de las ventas del Black Ivory.

Si el café obtenido de la civeta me parecía caro, ya que costaba unos 400 euros el kilo, no digamos el precio de esta nueva variedad, que es todavía mayor, un poco más del doble, 850 euros el kilo, y en parte puedo llegar a entenderlo si pensamos lo que cuesta mantener y criar a un elefante asiático de cinco toneladas.

El Black Ivory el café más caro del mundo

A estos elefantes no se les alimenta a la fuerza, ya que no son el mismo caso de la civeta que consume bayas de café como base de su alimentación. Si además añadimos que las mandíbulas de un elefante son mucho más fuertes, con unos molares trituradores, la obtención de los granos en sus deposiciones es menor, otro factor a tener en cuenta para comprender su precio.

Si tenemos la suerte de poder viajar al único lugar donde se sirve, en los resorts de Anantara en las Maldivas y Tailandia, y pedir una taza de esta joya, veremos que muelen los granos a mano en nuestra presencia para luego preparar nuestro café en una hermosa cafetera del siglo XIX, todo ello por unos 40 euros la taza.

Como en otras ocasiones todo parece idílico pero el canadiense que tuvo la idea no es con toda seguridad el encargado de inspeccionar los excrementos y recolectar los granos a mano, para después secarlos al sol, como hacen los mahouts, las verdaderas estrellas de todo este proceso.

Después de descubrir esta nueva variedad de café, me queda la duda de si será una delicatesen o simplemente una gran idea de una persona que ha sabido ver un buen negocio partiendo de otro ya existente. Eso sí, tengo una inmensa curiosidad de adivinar a qué sabe el Black Ivory, el café más caro del mundo.

Imágenes | xumet, Triángulo del café
En Directo al Paladar | ¿Vale la pena probar el Kopi Luwak, el café más caro del mundo?
En Directo al Paladar | El café más caro del mundo ha estado a punto de ser prohibido

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

31 comentarios