¿Son necesarios los personal shoppers gastronómicos?

Síguenos

Mercado de San Miguel

El otro día estaba viendo un reportaje en la televisión sobre los mercados madrileños, sus remodelaciones y sus nuevas orientaciones como centros gourmets. Bueno, ya lo sabéis porque os he traído un par de ellos aquí: Mercado de San Miguel y Mercado de San Antón.

El primero de estos mercados fue precisamente el de San Miguel. Fue el primero que combinó comercios, ocio, productos gourmet y ahora viene con una novedad adicional, el personal shopper.

Me despertó la curiosidad la figura del personal shopper, ya que no lo había escuchado nunca si os soy sincero. A ver, no os penséis que vivo en el más allá, sí conocía esta figura pero relacionada con el mundo de la moda, nunca asociada a la comida.

Su funcionamiento es sencillo, se pueden contratar sus servicios y el personal shopper nos asesorará sobre qué productos se pueden comprar en el mercado y qué se puede consumir dentro.

Imaginad que tenéis una cena y queréis sorprender a vuestros amigos con una tabla de quesos y vino. El personal shopper podrá indicaros dónde comprarlo, qué tipo y con qué maridarlo.

Ya sabemos lo que puede hacer esta figura. Pero, ¿esto vale para algo? Debo decir que este tipo de cosas siempre me han parecido en cierto modo innecesarias, o al menos de una cierta elite con la que yo no me siento muy cómodo. Ahora bien, siempre puede ser una buena opción la figura del asesor para cierto de tipo de cosas. Al fin y al cabo, un camarero asesora en la sala de un restaurante, un vendedor en su tienda…

El problema principal es al menos que me parece que va a relegar a un segundo plano a los comerciantes. Siempre el carnicero, el pescadero, o el quesero han sido los mejores asesores de sus propios comercios. Y ahora una figura externa, aunque del propio mercado, será quien aconseje a los que decidan hacer uso de sus servicios.

Será que para algunas cosas soy un poco anticuado. O será que no me veo en la necesidad de usar un personal shopper gastronómico. O será, solo que estas cosas fashion que antes se llamaban de una forma menos moderna, han existido toda la vida y solo tengo alergia al nombre.

En Directo al Paladar | Mercado de San Miguel
En Directo al Paladar | Mercado de San Antón

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios