Compartir
Publicidad

Diez compañías internacionales controlan la industria alimenticia ¿Qué supone tanta concentración?

Diez compañías internacionales controlan la industria alimenticia ¿Qué supone tanta concentración?
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Algo tan simple como hacer la compra se ha convertido en una tarea muy compleja que cada vez enfrenta al consumidor con más dilemas a la hora de llenar la cesta. Las grandes superficies están llenas de productos de todo tipo, con decenas de marcas distintas entre las que elegir. Pero si miramos la letra pequeña nos podemos llevar una sorpresa: aparence pocos nombres que se repiten sin cesar. La realidad es que 10 grandes compañías controlan la industria alimenticia de lo que consumimos cada día.

El gráfico elaborado por la ONG Intermón Oxfam es muy ilustrativo y muestra cómo esos gigantes internacionales han acaparado el mercado mundial de los productos de alimentación de consumo diario. Algunas empresas tienen sus propias marcas secundarias bajo otros nombres, y en otras ocasiones simplemente han absorbido a compañías más pequeñas, integrándolas en sus imperios empresariales. ¿Qué supone para el consumidor esta concentración? ¿Realmente dominan todo lo que se consume en el mundo?

Las 10 empresas con mayor presencia mundial

Compra

Para elaborar la lista de estas 10 compañías que, en teoría, acaparan el mercado mundial de la insdustria alimenticia, Oxfam ha tomado como base una serie de datos económicos accesibles al público. Concretamente se ha tenido en cuenta el volumen de ingresos internacionales, los que provienen del sector de la alimentación y la posición que ocupan en la clasificación Forbes de 2000, añadiendo a la empresa privada Mars.

El listado, ordenado por tamaño de ingresos, es el siguiente:

  1. Nestlé: 90.300 millones de dólares
  2. PepsiCo: 66.500 millones de dólares .
  3. Unilever: 60.200 millones de dólares.
  4. Mondelez (Kraft): 55.400 millones de dólares.
  5. Coca-Cola: 44.300 millones de dólares.
  6. Mars: 30.000 millones de dólares.
  7. Danone: 25.000 millones de dólares
  8. Associated British Food: 17.200 millones de dólares (8.900 millones de dólares en industria alimentaria).
  9. General Mills: 15.000 millones de dólares.
  10. Kellogg’s: 13.200 millones de dólares.

Observando el gráfico de Oxfam es fácil sorprenderse al descubrir que muchos productos que consumimos con frecuencia pertenecen a alguno de estos grandes nombres. Aunque compañías como Coca-Cola o Kellogg's siguen asociándose con su producto estrella, lo cierto es que la venta de otros alimentos totalmente distintos les proporcionan enormes beneficios. No olvidemos por ejemplo que Danone comercializa agua embotellada y products de nutrición infantil y médica, y PepsiCo también vende los cereales Quaker, por ejemplo.

'Tras la marca' la campaña de Oxfam que busca mejorar el sistema alimentario

Compra

Aunque la ONG ya hizo público un gráfico parecido hace unos años, Oxfam ha relanzado estos datos como parte de su campaña más reciente, Behind the brand o Tras la marca. El objetivo mejorar el sistema alimentario mundial, facilitando el acceso a una alimentación básica a todos los habitantes del planeta con un reparto más equitativo de los recursos, mejorando la sostenibilidad y la igualdad laboral y social. Se pretende combatir uno de los grandes problemas a los que nos enfrentamos hoy, el contraste entre una sociedad sobrealimentada y derrochadora y otra que pasa hambre y vive en la pobreza.

Es un problema de difícil solución ya que la industria alimentaria global funciona hoy con un sistema muy complejo en la que intervienen muchas partes. Pero desde la ONG quieren concienciar a las grandes marcas de la importancia de que cambien sus formas de trabajar para ayudar a construir una sociedad más justa e igualitaria. Por eso la idea es informar primero al consumidor, para que nos demos cuenta de qué grandes compañías hay detrás de lo que compramos, y presionarlas para que mejoren sus cadenas de suministro.

En este enlace se pueden consultar las clasificaciones de las empresas establecidas por Oxfam. Cada gran compañía ha recibido una serie de puntuaciones en función de diversos criterios, desde temas de impacto climático hasta políticas sociales, igualdad de género o condiciones laborales.

¿Controlan todo lo que comemos?

Compra

Si bien es cierto que cada vez unas pocas compañías están acaparando el mercado alimentario, hay que recordar que aún no existe un monopolio absoluto ni controlan realmente todo lo que consumimos. Todavía hay muchos países donde estas empresas no operan o lo hacen a un nivel muy bajo, ya que aún predominan marcas nacionales propias que se mantienen independientes. Por ejemplo, en Estados Unidos dominan el mercado empresas ausentes de la lista de Oxfam.

Además hay que recordar que estas multinacionales no controlan el mercado de productos frescos, parte esencial de nuestra alimentación diaria, y sigue habiendo millones de personas que viven en núcleos rurales o ciudades donde no se han extendido todavía los hipermercados. A pesar de que vivimos en un mundo cada vez más globalizado, sigue habiendo marcas y nombres locales y nacionales en cada país que tienen una enorme importancia en el consumo doméstico.

Sí es cierto que asusta un poco empezar a leer etiquetas en el supermercado y encontrarse constantemente los mismos nombres detrás de productos que parecen diferentes. Cuando una gran empresa absorbe a otra más pequeña de alimentos distintos, puede imponer su política de trabajo o adaptar la producción a su sistema, y eso sí nos interesa como consumidores conscientes de lo que compramos.

Nuestro papel como consumidores

Compra

Nosotros tenemos la última palabra sobre lo que entra en nuestra cesta de la compra y llega a nuestra mesa. Si no estamos de acuerdo con la forma de actuar de una compañía, porque sea poco respetuosa con el medio ambiente o por el trato a sus empleados, no tenemos porqué comprar sus products. Por eso es importante saber qué otros productos controlan y así poder actuar en consecuencia, tal y como nos animan desde Oxfam.

Con determinados alimentos puede ser difícil oponerse a estas grandes compañías, pero afortunadamente seguimos teniendo alternativas al alcance de nuestra mano. Apoyar al pequeño comercio, al productor artesano, y, sobre todo, llenar nuestra dieta de alimentos frescos y de temporada deberían ser nuestra prioridad. No olvidemos que la mayoría de productos que venden estas compañías son procesados y, por tanto, poco recomendables para consumir de forma habitual.

Fotos | iStock, Wikimedia Commons
Vía | Business Insider
Más información | Behind the Brands
En Directo al Paladar | Supermercados: si eliges bien te puedes ahorrar hasta 3.000€ anuales en la cesta de la compra

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos