Sigue a

oxigeno.jpg

Flylosophy es un newsletter sobre tendencias que conozco desde hace tiempo. Cada dos meses, aunque el contenido también está en la web, como comprobaréis, mandan vía e-mail un boletín con un monográfico sobre un tema concreto, casi siempre interesante.

El último tiene un título muy sugerente: el bar como terapia. Realmente, ¿qué imagen tenemos de un bar? Un bar puede ser un sitio con colillas, servilletas y huesos de aceituna tirados por el suelo, con un camarero aburrido acodado en la barra viendo un partido de cuartos del mundial, una vez más sin España, con los equipos de siempre. Al fondo cuatro señores, uno de ellos con boina, juegan a las cartas…

O un bar puede ser algo muy diferente, ¿no? En Flylosophy hacen un recorrido exhaustivo por diferentes tipos de bares que nos podemos encontrar hoy en día: desde los bares para inhalar oxígeno, de los que ya hemos hablado en Directo al Paladar, hasta bares sólo para tomar agua, pasando por bares íntegramente dedicados al mundo del chocolate o para fumar puros. Los hay aún más llamativos: un bar decorado como si fuera una farmacia, o bares a los que se va a ¡hacer punto o llorar!, o por supuesto, bares para hablar de blogs.

Vía | Flylosophy
En Directo al Paladar | ¿Desea el señor oxígeno bebible o inhalado?
En Directo al Paladar | De copas por el mundo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios