Las conservas anónimas ¿Quién me va a decir de dónde son estos mejillones?

Síguenos

latas

Sí, esta podrá ser en un futuro la pregunta que nos hagamos como consumidores cada vez que abramos una lata. Y es que desde mediados de septiembre se ha aprobado por la Eurocámara en un documento de la Organización Común de Mercados (OCM), organismo que regula las normas de comercialización de los productos del mar y la acuicultura, la supresión de la obligación de incluir la denominación comercial de la especie así como también el país de origen en el etiquetado de las conservas, limitándose solamente a dar una referencia a si ha sido capturado o cultivado dentro o fuera de la Unión Europea.

De momento, el documento aprobado por la Eurocámara precisa para su aceptación definitiva del visto bueno del Consejo de Ministros de la Comisión Europea. Pero de aceptarse, es triste que después de tantos años de lucha para que la conserva de nuestro país y en especial la gallega adquiera un prestigio, combatiendo con la competencia desleal por parte de productos foráneos mal etiquetados, ahora de un plumazo nuestras conservas queden anónimas y encima esto sea una práctica legal.

Lo cierto es que esta noticia constituye un duro golpe tanto para el consumidor como para el empleo y el prestigio del sector. Y es que en los tiempos que vivimos, tan en auge el concepto de trazabilidad, si se llega a poner definitivamente en práctica esta decisión se estaría privando de una valiosa información al consumidor, que tiene derecho a conocer cuando compra una conserva qué especie contiene la lata, su procedencia y en donde fue transformada, evitando así engaños y fraudes.

Batea mejillones

Ya en la actualidad existe cierta confusión con el etiquetado de las conservas. Es bien conocido encontrar la leyenda de “Producto elaborado en Galicia” cuando lo que tenemos en su interior es un mejillón por ejemplo de Chile, que no quiere decir que sea malo, pero desde luego no es gallego.

Esta leyenda genera confusión frente al bivalvo con Denominación de Origen Protegida “Mejillón de Galicia”. Además, es que a la hora de ir al supermercado, el consumidor que lee “Producto elaborado en Galicia” no piensa que puede estar pagando por un alimento originario de otro país, y es que esta leyenda no certifica que sea de procedencia gallega.

Así que resulta que en la era de la información, respecto a los productos alimenticios , quieren que cada vez estemos más desinformados. Pero, y vosotros como consumidores ¿creéis que tenéis derecho a conocer información sobre este aspecto tan “básico” de nuestras conservas? o bien ¿entendéis que estos datos que la Eurocámara quiere suprimir, no aportan nada relevante a la hora de comprar este tipo de alimentos?

Imágenes | JLastras | Aitor Escauriaza
En Directo al Paladar | El etiquetado de los aceites de oliva
En Directo al Paladar | La fecha de caducidad de los alimentos a revisión

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios