"Zanahorias de visión de rayos X": rebautizar alimentos para que los niños se los coman mejor

Sigue a

Verduras en un comedor escolar

Aunque haya excepciones, lo cierto es que, en general, los vegetales no son muy apreciados por los niños. La fruta, y especialmente la verdura, es recibida con poco o nada de entusiasmo por los más pequeños. Una forma de hacer estos alimentos más atractivos es camuflándolos o presentándolos de forma más atractiva, pero ahora un estudio lanza otra posibilidad: cambiarles el nombre para que los niños los acepten y coman mejor.

Tal es la conclusión a la que han llegado los investigadores de la Universidad de Cornell (EEUU), tras llevar a cabo un proyecto de investigación basado en dos estudios realizados en cafeterías de escuelas diferentes. La idea de partida era aplicar una estrategia común en prácticas de marketing y publicidad, cambiar el nombre de un producto para hacerlo más atractivo al consumidor.

Cafetería escolar

El primer estudio consistió en cambiar durante determinados días el nombre de las zanahorias de diferentes escuelas por X-ray Vision Carrots (“zanahorias de visión de rayos X”). Tras un período de observación y toma de datos, los resultados mostraron que la elección de esta hortaliza por parte de los estudiantes había aumentado en un 66%, frente a los días en que permanecían sin alterar.

En una segunda fase a las zanahorias se sumaron otros cambios; el brócoli pasó a ser Power Punch Broccoli (“brócoli puñetazo poderoso”) y Tiny Tasty Tree Tops (“pequeños arbolitos sabrosos”), y las judías verdes se llamaron Silly Dilly Green Beans (“judías verdes locas”). Se tomaron datos de dos escuelas diferentes, estudiando primero las pautas de comportamiento habituales, e introduciendo los nuevos nombres en sólo uno de los colegios después. Pasado un mes, el consumo de las verduras rebautizadas aumentó hasta en un 99%, con respecto a la otra escuela.

La conclusión que se extrae de estas investigaciones es que los niños reaccionan positivamente frente a aquello que les llama la atención, sintiéndose atraídos por la novedad y la apariencia de lo atractivo. Si las agencias de publicidad recurren a nombres llamativos para captar consumidores, ¿por qué no hacerlo para fomentar la dieta sana? Se espera que estas técnicas se apliquen a nivel nacional en escuelas de todo el país, e incluso los investigadores apuntan a emplear estrategias similares en los hogares.

Vía | The Huffington Post
Imágenes | USDAgov
En Directo al Paladar | Trucos psicológicos para que los niños coman de todo: el ingrediente prohíbido
En Directo al Paladar | Posibles razones evolutivas de los niños para no querer verduras

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario