Sigue a Directo al Paladar

Cake clásico de frutas confitadas

Hay clásicos que nunca pasan de moda, como es el caso de este cake de frutas confitadas, receta que repito muy a menudo pues es un bizcocho muy jugoso y que se mantiene tierno por varios días al llevar la fruta incorporada. La cantidad y la variedad ya queda a vuestro gusto, yo le he añadido cerezas, naranja, pera y albaricoques y os pongo unas proporciones adecuadas para que no quede excesivamente lleno. Pero lo dicho, cada uno que escoja la fruta que más le guste y la cantidad, pues esta no influye en el resultado final de la receta.

Aunque en Gran Bretaña es conocido como fruit cake nosotros en nuestro país siempre lo hemos llamado plum cake, nombre que le ha quedado con el paso del tiempo a pesar de que, por lo menos en este caso, no lleva ciruelas. Muy extendido dentro de la repostería de muchos países, en algunos casos es remojado con licor y en otras ocasiones bañado con coberturas de azúcar, eso sí, siempre debe de llevar las típicas frutas confitadas para que sea la receta clásica.

Ingredientes para un molde alargado de unos 22 centímetros

  • 225 g de mantequilla a temperatura ambiente más un poco para engrasar el molde, 240 g de harina de repostería con levadura en polvo incorporada más un poco para enharinar el molde y rebozar las frutas, 225 g de azúcar, 4 huevos L, 1 cucharadita de esencia de vainilla, 120 g de frutas confitadas variadas.

Cómo hacer cake clásico de frutas confitadas

Precalentamos el horno con calor arriba y abajo a 180 grados. Engrasamos un molde de cake de unos 22 centímetros de longitud y lo enharinamos, retirando la harina sobrante. En un bol o con una batidora con el accesorio pala, batimos la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar hasta que se vuelva blanquecina.

Vamos agregando de uno en uno los huevos, incorporando el siguiente cuando veamos que se ha mezclado el anterior. Añadimos la esencia de vainilla y la harina con la levadura incorporada.

En un plato añadimos dos cucharaditas de harina y rebozamos las frutas confitadas hasta que queden blancas. Esto impide que se nos vayan abajo en la masa del cake y que no las veamos cuando lo cortemos. Las añadimos con cuidado a la masa y las incorporamos sin sobrebatir. Vertemos la masa en el molde, repartiéndola para que quede igualada la superficie.

Horneamos el cake durante 50 minutos o hasta que al pincharlo con una brocheta esta salga limpia. Dejamos unos diez minutos dentro del molde y lo pasamos a una rejilla para que acabe de enfriar.

Cake clásico de frutas confitadas

Tiempo de elaboración | 1 hora y media
Dificultad | Fácil

Degustación

Podéis tomar este cake clásico de frutas confitadas con un té a media tarde e imaginaros que estáis reviviendo esta tradicional costumbre inglesa. Lo cierto, es que es un bizcocho húmedo y jugoso que se deja comer estupendamente y que acompaña muy bien a cualquier merienda.

En Directo al Paladar | Battenberg cake. Receta
En Directo al Paladar | Cake de plátano y nata. Receta

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios