Helado de Nutella y avellanas. Receta

Sigue a Directo al Paladar

Helado de Nutella

Pido perdón a todo aquel que quisiera empezar su “operación bikini”. Y es que este helado de Nutella y avellanas es una deliciosa bomba calórica para saborear despacio y en pequeñas dosis. Con todo el sabor de la famosa crema de cacao y frutos secos triturados en su interior, se convertirá en un placer para los más pequeños de la casa y, seamos sinceros, también para nosotros los adultos.

Es un helado de los que quedan muy bien para hacer sin heladora, pues lleva bastante grasa en su composición y no cristaliza en exceso, siendo cremoso y muy suave. Eso sí, no apto para quién quiera deshacerse de unos cuantos kilos de más.

Ingredientes

  • 500 ml de nata para montar, 1 bote pequeño de leche condensada, 3 cucharadas de mantequilla derretida, 1 vaso de los pequeños de Nutella, 100 g de avellanas trituradas en trozos menudos.

Cómo hacer helado de Nutella y avellanas

Comenzar batiendo la nata para montarla bien firme. Reservar en el frigorífico hasta que haya que utilizarla. Derretir las tres cucharadas de mantequilla y dejar templar.

En un bol grande echar la leche condensada y la Nutella, revolver con unas varillas, añadir la mantequilla líquida pero no caliente y seguir mezclando hasta que se incorpore bien la crema de cacao a la leche condensada.

En una bolsa de plástico de congelación echar las avellanas y golpearlas con un rodillo de cocina para picarlas en trozos groseros y desiguales. Añadir a la mezcla. Por último verter la nata montada a la resto de ingredientes y unir suavemente. Pasar la mezcla a un recipiente que se pueda tapar y dejar refrigerar durante unas horas. Para mantecar echar en una heladora según las instrucciones de la máquina o bien usar el método de los cubitos con hielo y sal como os había explicado el otro día. Congelar durante seis horas o mejor toda la noche hasta el momento de servirlo.

Paso a paso helado de Nutella y avellanas

Tiempo de elaboración | 30 minutos + periodos de enfriado y congelación

Dificultad | Fácil

Degustación

Este helado de Nutella y avellanas no necesita acompañamiento de ningún tipo, es tan cremoso y con tanto sabor, que simplemente una buena bola hecha con un racionador de helados y puesto en un cucurucho de barquillo ya constituye un postre excepcional.

En Directo al Paladar | Receta de helado de fresa. Receta

En Directo al Paladar | Helado de leche merengada. Receta

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios