Compartir
Publicidad

Mermelada casera de tomates amarillos. Receta para alegrar el desayuno

Mermelada casera de tomates amarillos. Receta para alegrar el desayuno
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cada vez encontramos más variedades de tomate en el mercado y los tomates amarillos en rama me encantaron desde la primera vez que los ví. Me gusta comprarlos tanto para hacer ensaladas como para preparar esta mermelada casera de tomates amarillos con la que pienso alegrarme los desayunos de las próximas semanas.

Si os fijáis en la foto del collage más abajo, veréis que esta variedad de tomate amarillo tiene un aspecto muy parecido a las ciruelas. El sabor, obviamente no es tan dulce, pero tienen una acidez tan baja y son tan jugosos que me recuerdan mucho a esa fruta por lo que me animé a preparar con ellos esta mermelada, perfecta para sustituir de vez en cuando al clásico tomate rallado en los desayunos.

Ingredientes para hacer dos tarros de mermelada

  • 500 g de tomates amarillos, 250 g de azúcar

Cómo hacer mermelada casera de tomates amarillos

En este tipo de mermeladas, no buscamos tanto el dulzor como en otras variedades, y como además queremos reducir de forma importante la cantidad de azúcar frente a las mermeladas industriales, vamos a usar la mitad de azúcar que el peso de la fruta, en este caso de tomate.

Como los tomates que usé pesaban 460 gramos, puse 230 g de azúcar. Vosotros podéis usar la misma proporción de mitad de azúcar que de tomate para hacer vuestra mermelada. Ponemos los tomates cortados en cuartos en la cacerola alta y añadimos el azúcar. Dejamos que cueza al mínimo vigilando para que no se agarre y removiendo de vez en cuando.

Al cabo de unos veinte minutos, el tomate ha soltado toda el agua, ésta prácticamente se ha evaporado al 50% y se ha formado un almíbar con el azúcar incorporada y la fructosa de la fruta. Es el momento de apretar los tomates contra los bordes de la cacerola con una cuchara de palo para estrujarlos un poco más y seguidamente proceder a triturarlos con la minipimer o la Thermomix.

Una vez triturada la mermelada, la guardamos en botes herméticos. Con esta cantidad sale un tarro grande o dos pequeños, suficiente para preparar muchos desayunos y para probarla con otros platos como ensaladas de queso, salsas para pechuga de pollo, solomillo de cerdo o incluso con pescado azul. El contraste de esta salsa con dichos alimentos es sorprendente y delicioso.

Mermelada Tomate Pasos

Tiempo de elaboración | 30 minutos
Dificultad | Fácil

Degustación

La mermelada casera de tomates amarillos es perfecta para tomar en tostadas de pan de hogaza casero a la hora del desayuno pero también va muy bien en combinación con alimentos salados aportando un contraste muy interesante. También es divertido poner un poco en el fondo del plato en el que sirváis una crema de verduras para que los comensales descubran con sorpresa el sabor dulce que esconde vuestro plato. Ya me contaréis para qué más la utilizáis.

En Directo al Paladar | Mermelada de cerezas picotas. Receta
En Directo al Paladar | Mermelada de ciruelas claudias y especias chinas. Receta

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos