Sigue a Directo al Paladar

pastelillos_rellenos.jpg

Serán la delicia de grandes y pequeños, los pastelillos rellenos son muy fáciles de hacer y son ideales para disfrutar de una rica merienda.

Los ingredientes
225 gramos de harina, 1 cucharada de levadura en polvo, 100 gramos de mantequilla, 100 gramos de queso fresco, 2 cucharaditas de zumo de limón, 1 huevo, azúcar glass y sal.
Para el relleno
100 gramos de mantequilla, 2 cucharaditas de azúcar moreno, 1 pizca de canela en polvo, 1 pizca de nuez moscada, 175 gramos de pasas de corinto y 75 gramos de frutas confitadas.

La preparación
Dispón la harina, la levadura y la sal en un cuenco, mezcla estos ingredientes y añade la mantequilla previamente reblandecida. Añade el queso fresco y el zumo de limón para seguir amasando todo el conjunto hasta que obtengas una masa homogénea.

Deposita la masa en una superficie de trabajo enharinada y continua amasando, seguidamente, estira la masa formando un rectángulo y dobla éste en tres, vuelve a doblar una vez más la masa y repite la operación del extendido.

Una vez estirada en rectángulo, vuelve a doblarla en tres, tapa la masa con un paño de cocina e introdúcela en la nevera una hora. Mientras, elabora el relleno, bate la mantequilla junto al azúcar y añade las especias hasta que obtengas una crema fina.

Añade a la crema las pasas y las frutas confitadas en trocitos, ahora precalienta el horno a 200º C y prepara una bandeja de horno humedeciéndola un poco. Saca la masa de la nevera y extiéndela de manera que quede bien fina.

Ahora con la ayuda de un cortapastas, corta tantas piezas redondas de unos 14 centímetros de diámetro como puedas, ayúdate también con un plato de postre para tal efecto. Recoge todos los recortes y vuelve a amasarlos y estirar la masa resultante para obtener alguna pieza más.

Divide el relleno entre las piezas de pasta poniendo una cucharada en cada una, humedece los bordes de cada pieza y envuelve el relleno con la masa cerrándola bien. Da la vuelta a cada pastelillo y presiona con un rodillo de amasar, pero sin apretar demasiado.

Separa la yema de la clara y bate esta última para pintar por encima cada pastelillo, termina espolvoreándoles un poco de azúcar glass. Haz tres rajitas a cada pastelillo con la ayuda de un cuchillo y deposítalos en la bandeja del horno, introduce la bandeja en el horno durante 15 minutos o hasta que veas que ya se han dorado.

La degustación
Como decíamos al principio estos pastelillos serán una verdadera delicia, no te dé pereza y pruébalos. ¡Que aproveche!

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario