Sigue a Directo al Paladar

Pudding de café con leche

Cuando llega la hora del postre en una comida, hay dos tipos de comensales. Unos no perdonan un dulce, grupo entre el que me encuentro y otros no perdonan su café de sobremesa, pero también existe un tercer grupo que quiere las dos cosas. Así que este pudding de café con leche va dedicado a ellos, pues su textura suave pero a la vez su sabor intenso les hará olvidar que iban a tomar el dulce y el café por separado.

Además, es un postre sin huevo, y este tipo de preparación me gusta especialmente para las épocas de verano, ya que si lo echamos en unas tarrinas recicladas de yogur, es fácil de llevar a una comida de campo o playa y lo más importante, con total seguridad. Yo en este caso como era para consumir en casa lo preparé en pocillos de café, como un guiño simpático para mis amigos más cafeteros.

Ingredientes para seis raciones

  • 250 ml de leche entera, 1 cucharada de café instantáneo, ½ cucharadita de cacao en polvo, 1 cucharada más 1 cucharadita de harina de maíz o maicena, 100 g de azúcar, 1 cucharadita de esencia de vainilla, 1 pizca de sal, nata montada para decorar (opcional)

Cómo hacer pudding de café con leche

Comenzar mezclando la leche, el café instantáneo, el cacao en polvo, la maicena, el azúcar, la vainilla y la pizca de sal en un cacito de fondo grueso. Llevarlo a ebullición a fuego medio, revolviendo con unas varillas para que se disuelva bien la harina de maíz. Dejar hervir aproximadamente un minuto hasta que espese. Bajar la intensidad del fuego y cocer a temperatura muy suave durante otro minuto más, sin dejar de remover.

Colar esta preparación para que no vaya ningún grumo a un bol y colocar éste en otro recipiente más grande con cubitos de hielo. Remover cinco minutos para que enfríe más rápidamente. Disponer en pocillos o ramequines y dejar enfriar unas dos horas mínimo. Decorar con nata montada si se desea.

Paso a paso pudding café con leche

Tiempo de elaboración | 10 minutos + enfriado
Dificultad | Fácil

Degustación

Este pudding de café con leche es una delicia rápida para los más golosos y cafeteros. Si lo deseáis decorar con nata batir una pequeña cantidad con azúcar al gusto hasta que forme picos y colocársela encima de cada pudding justo a la hora de servirlo. Su sabor a café es más acentuado si lo retiráis de la nevera quince minutos antes de servirlo.

En Directo al Paladar | Pudding de arroz con leche al horno. Receta
En Directo al Paladar | Pudding con mermelada de frambuesa. Receta

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario