Pudín de pan

Síguenos

budin_pan.jpg

El Pudín de pan es muy fácil de elaborar y como seguro que lo has probado sabrás que se obtiene un resultado delicioso. Es un postre ideal con el que tus comensales disfrutarán de un dulce suave y que entra muy bien tras una copiosa comida. Además vas a poder aprovechar el pan sobrante del día anterior.

Los ingredientes
1 barra de cuarto del día anterior, 5 cucharadas de agua, 325 gramos de azúcar, 30 gramos de mantequilla, 1 litro de leche, 4 huevos, 1 taza de pasas de Corinto, 2 cucharadas de harina, ½ vaso de Jerez dulce, ralladuras de piel de limón y su zumo.

La preparación
Dispón en un cazo el agua, el zumo de limón y 125 gramos de azúcar y ponlo en el fuego, cuando se haya caramelizado vierte la mezcla en un molde de plum-cake y déjalo enfriar.

Ablanda las pasas en un poco de agua y el Jerez, déjalas en remojo durante 20 minutos, seguidamente escurre y espolvoréalas con la harina. Retira la corteza del pan y trocea bien menuda la miga dejándola en remojo con la leche durante 20 minutos. Pasado este tiempo, tritura con la batidora la miga de pan.

Bate los huevos junto al resto del azúcar y mezcla con la miga batida, las pasas, la ralladura de limón y la mantequilla previamente fundida. Vierte todo el compuesto en el molde de plum-cake y cuece al baño María en el horno previamente precalentado a 180º C durante una hora o hasta que veas que ha cuajado.

Déjalo enfriar y disponlo en la nevera durante tres horas antes de desmoldar.

La degustación
El pudín de pan otorga suavidad y un sabor particular, hay variantes y se pueden añadir varios ingredientes. Otro que nos gusta mucho es el pudín de chocolate, lo pondremos en breve para que lo pruebes.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios