Sigue a

Receta de mousse de fresa y queso

Durante los meses de primavera tanto podemos tener un día fresco como un día con 30 grados, y claro si queremos tomar postre un día caluroso pero no tirarnos a un helado, las mousses me gustan mucho. Aprovechando las fresas que están en plena temporada he hecho esta receta de mousse fácil de fresa y queso que se no se tarda nada en elaborar y además nos olvidamos del horno.

Es aplicable a otra fruta que os guste, así que cambiadla a vuestro gusto, eso sí, cuidado con las frutas ácidas ya que con la gelatina no cuajan, o sea que tendréis que buscar otra opción, como por ejemplo utilizar agar agar que se encuentra hoy en dia en casi todos los sitios de venta de productos especiales, ecológicos o dietéticos.

Ingredientes para 4 personas

  • 155 g de fresas limpias, 200 ml de nata, 3 hojas de gelatina neutra, 70 g de azúcar, 40 g de queso mascarpone, 3 claras de huevo, hierbabuena para adornar.

Cómo hacer mousse fácil de fresa y queso

Hidratamos las hojas de gelatina en agua fría durante cinco minutos. Calentamos 100 ml de nata junto al azúcar hasta que casi hierva, entonces agregamos la gelatina escurrida y el queso mascarpone y removemos hasta que se disuelvan e integren completamente. Mientras, trituramos las fresas con la batidora, unimos este puré con lo anterior, mezclándolo todo muy bien. Dejamos templar un poco mientras seguimos los otros pasos.

Aparte montamos las claras de huevo a punto suave, es decir, que estén montadas pero no duras, es suficiente con que formen picos suaves. Montamos en otro cuenco los otros 100 ml de nata. Por último mezclaremos tanto las claras como la nata con mucho cuidado, alternando una y otra, y evitando en la medida de lo posible bajar la mezcla para que conserve el aire.

Vertemos con cuidado la mousse en los vasitos de presentación y refrigeramos durante al menos cuatro horas antes de servir. Podemos acompañar de fresas picadas y un poquito de hierbabuena fresca para aromatizar el postre.

Receta de mousse fácil de fresa y queso

Tiempo de elaboración | 20 minutos + reposo
Dificultad | Baja

Degustación

La receta de mousse fácil de fresa y queso es ideal para cuando no tenemos mucho tiempo y queremos servir un postre ligero. Aunque lleve nata y un poco de queso, la abundancia de claras lo aligera muchísimo y la cantidad de azúcar es la justa. Si las fresas son muy ácidas debéus ajustarlo un poco y por supuesto es ideal acompañar esta mousse con menta o hierbabuena para que resulte refrescante.

En Directo al Paladar | Receta de mousse de mango con arándanos para San Valentín
En Directo al Paladar | Tarta rápida de fresas con nata y queso crema. Receta

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios