Tarta rústica de calabaza y murciélagos. Receta de Halloween

Sigue a

Tarta de calabaza

Después de las escalofriantes recetas que toda esta semana os han traído mis compañeros, la tarta rústica de calabaza y murciélagos que os presento hoy, derrocha inocencia y candidez. Y es que la figura de la calabaza y los murciélagos de pasta quebrada revoloteando sobre ella, me parecieron una buena manera de unir una tarta tradicional con unos de los elementos más representativos de estos días de fiesta, pero claro, miedo lo que se dice miedo, no dan ninguno.

Tengo que reconocer que todo lo de Halloween terrorífico y con colores, sobre todo si hay niños en las casas, es divertido y nos hace pasar un buen rato, pero necesitaba darles partido a un montón de calabazas que tengo este año y nada mejor que prepararlas en puré al horno como nos explicó nuestra compañera Liliana. Yo he seguido sus pasos y he conseguido un puré estupendo que me sacará de algún apuro cuando ya no pueda comprarlas fuera de época. Así que como no a todo el mundo le apetecen recetas terroríficas, os dejo esta tarta rústica y os recomiendo que la preparéis pues está deliciosa, sobre todo si os gustan los sabores especiados.

Ingredientes para un molde de 26 centímetros de diámetro

  • Para la masa quebrada: 150 g de harina, 50 g de mantequilla, 1 huevo L, 1 cucharadita de azúcar, un pellizco de sal.
  • Para el relleno: 2 huevos L, 100 g de azúcar moreno, 250 g de puré de calabaza, 400 ml de nata, 1 cucharadita de de canela molida, 1 cucharadita de jengibre en polvo, ¼ de cucharadita de nuez moscada, 1 cucharada sopera de leche, una pizca de azúcar.

Cómo hacer tarta rústica de calabaza y murciélagos

Comenzaremos preparando la masa quebrada. Para ello en un bol añadimos la harina, el huevo, la mantequilla fría cortada en trocitos, la cucharilla de azúcar y el pellizco de sal. Amasar con las manos e ir formando como una especie de migas hasta darle forma de bola. Envolver con film plástico y dejarla reposar diez minutos en el frigorífico. Precalentar el horno a 180 grados.

Estiramos la masa forrando un molde desmontable y guardamos los recortes para la decoración final. Rellenamos el molde de legumbres secas y horneamos durante diez minutos, retiraremos las legumbres y horneamos otros cinco minutos en vacío. Reducimos la temperatura del horno a 170 grados.

En un bol grande mezclamos el azúcar moreno, los huevos, y batimos hasta que espumen. Añadimos las especias, la canela, la nuez moscada y el jengibre molido y mezclamos bien. Incorporamos el puré de calabaza y la nata mezclando todo hasta que veamos todos los ingredientes integrados. Vertemos sobre la base de masa quebrada.

Estiramos los recortes de masa que nos habían quedado y vamos cortando con un cortador de galletas o bien con una plantilla hecha por nosotros de cartón duro, figuras de murciélagos y calabazas. Horneamos la tarta durante cinco minutos y las colocamos suavemente encima de la crema, las barnizamos con leche con una pizca de azúcar. Y seguimos horneamos durante otros cuarenta y cinco minutos más o hasta que veamos la crema firme.

Tarta de calabaza y murciélagos

Tiempo de elaboración | 1 hora y 30 minutos
Dificultad | Fácil

Degustación

La tarta rústica de calabaza y murciélagos se puede también preparar con masa quebrada refrigerada. Es imprescindible consumirla en uno o dos días pues el puré de calabaza tiene mucha humedad y reblandece rápidamente la base, perdiendo el crujiente característico de este tipo de tartas. Se puede tomar tanto a temperatura ambiente como refrigerada.

En Directo al Paladar | Galletas para halloween
En Directo al Paladar | Recetas de halloween, este año comerás de miedo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios