Sigue a

albondigas_berenjena.jpg

Son ideales como aperitivo o como guarnición de algún que otro plato, las albóndigas de berenjena se preparan muy fácilmente dando un gran resultado.

Los ingredientes
1 berenjena bien grande, 1 patata mediana, harina, aceite, 2 tomates rallados, 1 ramita de perejil y sal.

La preparación
Asa la berenjena en el horno como si hicieras una escalibada, seguidamente déjala enfriar y retírale la piel. Hierve la patata y pélala también, a continuación, en un bol, introduce la patata y la berenjena, con la ayuda de un tenedor, aplasta ambos ingredientes mezclándolos bien.

Deposita un poco de harina en un plato y con la ayuda de dos cucharas forma albóndigas para seguidamente enharinarlas. Fríe las albóndigas en aceite bien caliente hasta que veas que se han dorado, retíralas y deposítalas sobre una fuente con papel de cocina absorbente para eliminar el exceso de aceite.

Fríe el tomate en una sartén con un poco de aceite y condimenta con un poco de sal. Introduce las albóndigas en la sartén y pasados unos minutos, cuando veas que el agua del tomate ya se ha evaporado, retira la sartén del fuego. Ya puedes disponer las albóndigas con la salsa en los platos y un poco de perejil como decoración.

La degustación
Son originales y muy sabrosas, ¡que aproveche!

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios