Consomé, a partir de un caldo

Síguenos

consome.jpg

Hace poco hice una entrada de cómo preparar un caldo casero, que congelado, lo tendríamos disponible como base para futuros platos. Bueno pues hoy le vamos a dar una aplicación: vamos a hacer un consomé.

Ingredientes:
Está claro que como base va el caldo que tenemos preparado, claras de huevo, verduras picadas y unos huesos de pollo; no doy cantidades porque todo dependerá de la cantidad de consomé que queramos hacer.

Preparación:
El consomé consiste en añadir claras de huevo junto con unas verduras picadas (al gusto) a un caldo. Moveremos con una espátula de madera hasta que empiece a hervir; a partir de aquí no lo tocamos y dejamos a fuego lento durante 2 horas, aproximadamente. Observaremos que las claras de huevo forman una especie de capa en la que se quedan retenidas grasas e impurezas. También se le añaden unos huesos de pollo tostados en el horno para que el consomé quede de color dorado.

Las verduras siempre se añadirán después de que empiece a hervir el caldo, de esta manera podremos quitar las impurezas más fácilmente. Si queremos un consomé mas oscuro, podemos dorar los huesos y la carne antes de añadirles el agua. Si a un caldo o consomé le añadimos en el último momento, antes de servirlo, un chorrito de jerez y/o una yema de huevo, el resultado también será espectacular.

En Directo al paladar | Caldo de pescado casero potenciador de sabor y sin costes.
En Directo al paladar | Caldo, para futuros usos

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios