Crema fría de remolacha con queso de cabra. Receta

Sigue a

Crema fria de remolacha con queso de cabra

Esta es una de esas recetas exprés que tan prácticas resultan en verano, cuando además da pereza ponerse delante del fuego o encender el horno. El efecto cromático de la remolacha hace que cualquier plato gane en estética, pero no sólo eso, sino que nos beneficiaremos de excelentes propiedades nutricionales, ya que es un buen mineralizante por ser rico en hierro, previene el cáncer gracias a los flavonoides, tiene cualidades rejuvenecedoras gracias al ácido fólico y ayuda a evitar la retención de líquidos. Todo un conjunto de buenos motivos para probar esta Crema fría de remolacha con queso de cabra.

Ingredientes: 500gr. de remolacha cocida, ½ litro de leche, 125ml. de vinagre de Módena, 125 ml. de aceite de oliva virgen extra, queso rulo de cabra, sal y pimienta negra molida.

Elaboración: Con ayuda de una batidora u otro tipo de procesador, trituramos las remolachas troceadas, la leche, el vinagre y el aceite. Si queremos que la crema sea más ligera, podemos incorporar medio vaso de agua. Ponemos el punto de sal y pimienta, probamos y rectificamos si fuese necesario.

Crema fria de remolacha con queso de cabra

Dejar en la nevera un mínimo de 10 o 12 horas macerando. Se sirve bien frío, con un trozo de queso rulo de cabra, al que habremos creado una costra crujiente con un soplete de cocina, o bien en una sartén con un poco de aceite.

En Directo al paladar | Ensalada de remolacha y queso templado de cabra. Receta
En Directo al paladar | Crema fría de berenjenas al curry. Receta
En Directo al paladar | Sopa fría de apio y tomate. Receta con Thermomix
En Directo al paladar | Vichyssoise de calabacín. Receta

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario