Compartir
Publicidad

Noche italiana sin gluten: siete recetas para disfrutar de su gastronomía

Noche italiana sin gluten: siete recetas para disfrutar de su gastronomía
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿A quién no le gusta la cocina italiana? Me extrañaría mucho encontrar a alguien que levantase la mano al lanzar esta pregunta, ya que creo que la gastronomía de Italia es una de las más ricas, variadas y apetecibles de todo el mundo. Italia es un país grande con muchas regiones distintas que nos ofrecen especialidades muy diferentes, aptas para todos los gustos y necesidades, incluyendo a los celíacos. Te proponemos siete recetas para disfrutar de una noche italiana sin gluten.

Es cierto que al mencionar la cocina italiana solemos pensar instantáneamente en pasta y pizza, pero el país mediterráneo nos regala muchos otros platos deliciosos que merece la pena descubrir. Hoy en día los celíacos pueden preparar cualquier receta de pasta y pizza con harinas sin gluten, pero en esta ocasión nos vamos a centrar en platos italianos naturalmente libres de gluten para que todos en casa puedan disfrutar fácilmente de su imprescindible gastronomía.

Ensalada piamontesa

Ensalada Piamontesa

Ahora que ya estamos en la recta final del invierno no viene mal ir recuperando recetas de platos frescos como la sabrosa ensalada piamontesa. Puede que no sea tan famosa como la caprese, pero esta otra especialidad italiana también se ha hecho muy popular por todo el mundo gracias a la sencillez de sus ingredientes y el contraste equilibrado de sabores.

Formada en su versión más simple por patatas, pepinillos, tomates y jamón cocido, también puede incorporar huevo. La guinda que realza todos los sabores es el aliño a base de una vinagreta sencilla con mostaza y yema de huevo, que aporta gran cremosidad. La clave para triunfar con esta ensalada es utilizar ingredientes de la mejor calidad y dejarla reposar en frío.

Caponata siciliana

Caponata

Otro plato ligero y muy fresco ideal para empezar la cena es la caponata siciliana, un plato característico de la dieta mediterránea que hará las delicias de los amantes del pisto o escalivada. Consiste en una mezcla de hortalizas cocinadas en piezas pequeñas en la que la gran protagonista es la berenjena. Se enriquece además con anchoas y alcaparras, pudiendo incorporar también piñones.

Una variante interesante es la caponata leccese, en la que tiene más presencia el calabacín y el pimiento, y además añade guindilla y hierbabuena. Ambas recetas se pueden disfrutar como primer plato, de aperitivo acompañando un buen pan sin gluten o incluso como guarnición de carnes y pescados. Otra ventaja: se conserva muy bien en la nevera por lo que merece la pena cocinar una buena cantidad para tener sobras durante varios días.

Vitello Tonnato

Vitello

Esta receta típica de la región del Piamonte se ha convertido en todo un clásico de la cocina italiana por méritos propios. Sorprende a quien se acerca a la receta por primera vez, ya que consiste en combinar carne de ternera con una salsa a base atún, pero la mezcla funciona de maravilla y el resultado es toda una delicia. Eso sí, es importante usar ingredientes de calidad.

Para elaborar el vitello tonnato lo mejor es utilizar una buena pieza de redondo de ternera que se puede cocer en agua salada con verduras o asarla. Hay que dejarla en su punto, esperar a que enfríe y cortarla en lonchas muy finas. Una vez mezclada con la salsa de atún es casi imprescindible dejar el plato reposar en la nevera antes de servir, dejando que se atempere sólo un poco.

Pollo alla cacciatora

Cacciatora

De tradición toscana, el pollo alla cacciatora o a la cazadora es una receta de origen humilde muy ligada a la vida popular de los campesinos. Se trata de una receta muy reconfortante en la que se combinan ingredientes locales, de la tierra, con los recursos que antiguamente tenían las familias en cada momento. Puede recordarnos a muchos guisos y asados de carne de ave típicos también de nuestra gastronomía, con sus variantes regionales.

Este plato se puede cocinar en la cazuela al fuego, con una cocción lenta y prolongada, o en el horno. La carne de pollo se mezcla con tomates de temporada o en conserva casera, en una especie de estofado enriquecido con vino tinto, aceitunas, anchoas y hierbas aromáticas. La receta indica espesar la salsa con harina, por lo que cualquier variedad sin gluten es perfectamente válida.

Atún a la puttanesca

Atun

Recuperamos el atún para proponer una receta de pescado a quienes no haya convencido la mezcla con carne del vitello tonnato. En este plato utilizamos una de las salsas más populares de la cocina italiana, el sugo alla puttanesca, para elevar los sabores del atún fresco a la plancha. Podemos emplear, por supuesto, otro pescado de temporada a nuestro gusto.

La puttanesa es una salsa clásica para acompañar platos de pasta, pero resulta tan deliciosa que es una buena idea aprovecharla para otras recetas. Es una especie de salsa de tomate bien espesa enriquecida con anchoas, guindilla, pimiento, alcaparras y aceitunas. El punto picante se puede ajustar al gusto y tolerancia de cada uno.

Risotto

Risotto

No podía faltar el otro gran clásico de la cocina italiana en una selección sin gluten, el risotto. Al ser la base el arroz, es un plato en principio totalmente apto para celíacos para cuya elaboración sólo tenemos que asegurarnos de que el resto de ingredientes esté totalmente libre de gluten. Para ello lo mejor es prepararlo en casa usando un caldo casero y los sabores que más nos gusten.

Hay muchísimas posibilidades distintas a la hora de preparar un buen risotto. Si tenemos dominada la receta base, la adecuada cocción del arroz arborio o carnaroli, podemos intoducir las variaciones que nos apetezcan. Si necesitas ideas, tenemos muchas recetas para inspirarte, con sabores para todos los gustos que merece la pena probar:

Panna cotta de Nutella y vainilla

Pannacotta

Una buena cena italiana se puede culminar simplemente con una copa de auténtico gelato, pero otro de los postres de Italia que ya ha conquistado a medio mundo es, sin duda, la panna cotta. La sencilla receta de nata cocida con azúcar y cuajada con gelatina es un punto final dulce y ligero ideal para cualquier ocasión, que además podemos vestir de gala.

La original y elegante receta de panna cotta de Nutella y vainilla es un buen ejemplo, combinando dos sabores en una presentación muy original. Vainilla y chocolate siempre hacen una gran pareja y este postre es una auténtica delicia para los más golosos. Su textura fundente conquistará a todos los comensales y pondrá el broche de oro a la cena.

Con estas siete recetas italianas sin gluten espero haber aportado ideas para quienes tengan a algún celíaco en casa, pero también para cualquier amante de la gastronomía de Italia. Queda demostrado que no hace falta apostar siempre por la pasta o la pizza para disfrutar de un fantástico menú italiano en casa.

En Directo al Paladar | 15 deliciosas tartas sin horno para disfrutar cocinando toda la familia
En Directo al Paladar | Recetas fáciles para comer bien sin perder tiempo

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad