Sigue a

pastel_verdura.jpg

Si hay algún pastel original es el pastel de verduras, además de rico es muy saludable. Es una receta muy fácil de hacer e ideal para un primer plato.

Los ingredientes
1 penca de apio, ¼ de kilo de tomates maduros, 2 calabacines, 2 zanahorias medianas, 1 cebolla de Figueres, 4 vasos de leche, 50 gramos de harina, 50 gramos de queso rallado, 50 gramos de mantequilla, 12 rebanadas de pan de molde, aceite y sal.

La preparación
Lava los calabacines, el apio y las zanahorias, pela también la cebolla y corta todas estas verduras en daditos menudos. Dispón un poco de aceite en una sartén y rehoga los daditos de verdura, seguidamente sazona el preparado y añade tres vasos pequeños de agua bien caliente a la sartén.

Incorpora también los tomates previamente pelados y troceados en daditos para dejar cocer durante ½ hora con la sartén tapada. Mientras prepara la bechamel, funde 40 gramos de mantequilla en un cazo y añade la harina. Tuesta durante unos segundos sin dejar de remover y añade poco a poco la leche previamente calentada.

Deja cocer hasta que obtengas una salsa un poco espesa, añade a esta salsa 40 gramos de queso y un poquitin de sal, remueve el compuesto y retira del fuego. Engrasa con el resto de la mantequilla una fuente para horno y cubre su fondo con cuatro rebanadas de pan de molde.

Unta las rebanadas con una tercera parte de la salsa bechamel y una tercera parte de las verduras. Repite esta operación hasta que agotes los ingredientes, pero terminando con las verduras para que queden en la parte superior.

Espolvorea por encima el restante de queso rallado y cuece en el horno previamente precalentado a 200º C. durante ½ hora.

La degustación
Este pastel es ideal para un brunch matutino, para una merienda saludable, como primer plato, etc. Vas a disfrutar y tus comensales lo harán contigo.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario