Sigue a Directo al Paladar

pechugas_pollo_marinadas.JPG

Las pechugas de pollo marinadas son un rico plato muy fácil de hacer y especial para un día de diario en el que tenemos menos tiempo para dedicar a la cocina. La combinación de los ingredientes es ideal y nos aportará gran calidad de nutrientes.

Los ingredientes
4 pechugas de pollo, 2 limones, 3 dientes de ajo, 3 cucharadas de salsa de soja, 1 cucharada de miel, ¾ de vaso de arroz, sal y aceite.

La preparación
Empieza por filetear las pechugas de pollo cortándolas en lonchas de unos dos centímetros de grosor, enfila las pechugas en unos pinchos de madera cortos y resérvalas.

Ahora prepara la marinada, pela y pica los ajos, exprime los limones y cuela el zumo depositándolo en una fuente honda. Añade a la fuente la miel, ½ taza de aceite de oliva y la salsa de soja. Mezcla bien el preparado de la marinada y sumerge en ella las pechugas.

Introduce la fuente en la nevera y deja reposar al menos doce horas. Pasado este tiempo, cuece el arroz blanco con agua y un poco de sal. Cuando este en su punto, retira y cuela el arroz, mientras, retira la marinada de la nevera y recoge el caldo de ésta vertiéndolo en un cazo.

Pon a cocer el cazo con la marinada a fuego medio durante 15 minutos para que se reduzca un poco. Asa los pinchos en una sartén especial para la plancha dándoles la vuelta para que se doren al cabo de 4 o 5 minutos.

Ahora sólo resta disponer el plato, un poco de arroz como base, sobre él, algunas pechugas y regar con un poco de salsa. Termina decorando con unas rodajas de limón previamente pasadas por la sartén donde se elaboraron las pechugas.

La degustación
Un plato rico y nutritivo, una conjugación de sabores que despertará tus sentidos. ¡Qué aproveche!

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario