Pimientos rellenos. Receta

Síguenos

Pimientos rellenos

De pimientos rellenos hay tantas recetas como días tiene el año. En cada casa se hacen de una forma diferente; algunas son más consistentes ya que están rellenas de masas diversas de pescado o carne y otras son más ligeras y refrescantes porque el relleno está elaborado con productos más livianos como atún en escabeche, anchoas en vinagre e incluso de ensaladilla.

Esta receta de pimientos rellenos opta por la opción de una rica bechamel de merluza y gambas, pero cambiando estos ingredientes, se puede elaborar con bacalao, carne picada de cerdo o jamón ibérico (si estamos a principios de mes) y un queso con personalidad como un manchego o un Roncal. Los mejores para rellenar son los pimientos de piquillo, ideales en tamaño y extraordinarios en textura y sabor.

Ingredientes para 6-8 raciones: 2 botes de pimientos de piquillo de unos 450gr. cada uno, 300 gr. de lomo de merluza, 300 gr. de gambas frescas, ¼ litro de leche, 50 gr. de harina, 50 gr. de mantequilla, sal, sal maldon, aceite, ajos, pimienta negra molida y perejil.

Elaboración: Comenzaremos elaborando la masa para rellenar los pimientos. Cocinamos la merluza al vapor durante 10 min., dejamos que se enfríe y la desmigamos. Mientras, pelamos las gambas, reservando las cáscaras para hacer un fumet. Para ello, ponemos en una cazuela agua a calentar (300 ml. aproximadamente) con la piel de las gambas. Dejamos que se cocine a fuego medio durante 20 min., colamos el caldo y reservamos.

Pelamos y picamos finamente un par de ajos, que freiremos en una sartén con dos o tres cucharadas de aceite. Troceamos las gambas, las pasamos por la sartén 3 o 4 minutos, añadiéndoles una pizca de sal y pimienta negra molida. Sacamos las gambas y en la misma sartén, ponemos la mantequilla y cuando esta se haya derretido, incorporamos la harina y la cocinamos unos minutos.

Después pasamos a ir incorporando los líquidos, que serán un total de medio libro, entre la leche y el fumet de pescado. Lo vamos añadiendo poco a poco, sin parar de remover y cuando veamos que la masa se va quedando muy compacta, vamos añadiendo más. Probamos el punto de sal y añadimos la que sea necesaria. La proporción 500ml de líquido, 50 gr. de harina y 50 gr. de mantequilla, nunca falla, así que os recomiendo que la pongáis en práctica, porque da muy buenos resultados. En este punto volvemos a poner las gambas y agregamos la merluza.

Pimientos rellenos

Una vez tengamos lista la bechamel, la dejamos enfriar para que la podamos trabajar con comodidad. Abrimos las latas de pimientos y reservamos el caldo de su interior, ya que es un jarabe natural de pimiento de sabor muy interesante. Vamos rellenando los pimientos uno a uno, con ayuda de una cuchara y con cuidado de que no se rompan. Con el líquido de los pimientos haremos una reducción a fuego suave, con un chorro de aceite de oliva virgen extra y una pizca de sal. Esta salsa nos servirá para aderezar los pimientos.

Presentamos los pimientos en una fuente y los salseamos con la reducción, los espolvoreamos con unas escamas de sal maldon y un poco perejil fresco picado muy fino.

Es posible que no tengamos masa para rellenar todos los pimientos o que por el contrario nos sobre bechamel, ya que la cantidad de pimientos por bote es aproximada y el calibre de estos puede variar. En todo caso si sobrase masa puede perfectamente congelarse.

Para la degustación se puede optar por tomarlos del tiempo (fríos pierden mucho de su sabor) o calientes.

En Directo al paladar | Pimientos rellenos de langostinos
En Directo al paladar | Pimientos rellenos de paté de berenjena

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario