Ropa Vieja

Síguenos

ropa_vieja.jpg


Uno de nuestros lectores, Antonio José ha querido compartir con nosotros en nuestra sección De tu paladar, esta receta de Ropa Vieja. Con este nombre se denomina a una receta de la cocina cubana que no es igual a la receta que lleva el mismo nombre y se hace con las sobras del cocido.

Para la preparación se necesita medio kilo de morcillo de ternera, una cebolla, dos dientes de ajo, un pimiento verde, dos tomates, laurel, pimentón en polvo, un vaso de vino y sal. Y las indicaciones de Antonio José:

Cogemos un trozo de morcillo de ternera de medio kilo (ya digo, es lo que yo he usado), lo limpiamos un poco de telillas de grasa, impurezas y esas cosas, lo lavamos bajo el grifo y lo echamos en una cazuela. Lo cubrimos completamente con agua, añadimos un poco de sal y lo ponemos al fuego. Cuando empieza a hervir, quitamos la espuma y después dejamos hervir entre una hora y hora y media. Ahora sacamos el trozo de carne, lo dejamos apartado en un plato, templándose, y reservamos el caldo.

Cuando la carne está templada, la deshilachamos con las manos, despreciando los trocitos de grasa que puede haber entreveteados en la carne. Esto se hace mucho mejor si la carne aún está templadita, porque si está fría del todo, se desmenuza mal. Dejamos la carne en hilillos en el plato, que ahora la usaremos.

Después, en una cazuela de barro, ponemos una cebolla pequeña (o media, si es grande) y dos dientes de ajo, todo picado bastante fino. Lo doramos un poco y añadimos entonces un pimiento verde, también picado muy fino. Lo vamos dorando, dando vueltas de vez en cuando, unos cuatro minutos. Añadimos dos tomates pelados y cortados en daditos muy pequeños, un buen chorreón del caldo de haber cocido la carne, un poco de sal y lo tapamos. Lo dejamos a fuego lento unos diez minutos, moviendo de vez en cuando. Estos diez minutos los podemos aprovechar para deshilachar la carne.

Después, añadimos una cucharadita de postre de pimentón, la carne, una hoja de laurel y un vaso de vino. Lo mezclamos todo bien y lo volvemos a dejar a fuego lento, unos treinta minutos. Al cabo de ese tiempo, el resultado es éste (la foto es auténtica, de mi propio plato).

En Venezuela tenemos un platillo típico muy similar pero nosotros lo llamamos carne mechada o esmechada, y es riquísimo.

Vía | Como te digo una cosa te digo la otra

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario