Saquitos de pesto y zamburiñas

Sigue a Directo al Paladar

saquitos de pesto y zamburiñas

Fácil, rápidos y originales. Así es como se pueden definir estos saquitos de pesto y zamburiñas, un plato que se prepara literalmente con cuatro cosas y que resulta ideal como entrante. Además tenemos la suerte de que comienza la captura de la zamburiña gallega, que durante los meses de verano está en veda, empezando ya a verse en las pescaderías. Y si no las encontramos frescas en el mercado, siempre nos queda el recurso de las zamburiñas congeladas, que para estos saquitos nos valdrían perfectamente.

El pesto que he usado para la receta en este caso es comprado, pero lo podéis preparar en casa pues es muy sencillo, os dejo el enlace al final del post para el que desee hacerlo casero. Se necesita muy poquita cantidad para estos saquitos, por ello es por lo que me ha decantado por pesto “de bote”, pues no tenía previsto hacer próximamente otra receta en donde lo necesitase y se conserva mejor en la nevera el comprado.

Ingredientes para seis saquitos

4 hojas de masa filo, 12 zamburiñas, 1 cebolleta pequeña, 6 cucharaditas de café de pesto, 75 gramos de mantequilla, sal

Cómo hacer los saquitos de pesto y zamburiñas

Comenzaremos precalentando el horno a 180ºC. Derretir a fuego lento en un cacito la mantequilla, dejarla templarla un poco. Picar la cebolleta en trozos muy menudos.
Extender una lámina de masa filo y pincelar de mantequilla toda su superficie. Repetir esta operación con el resto de las láminas de pasta filo. Dividirla en seis rectángulos cortándola con un cuchillo bien afilado o un corta pizzas.
Colocar un montoncito de cebolleta en el centro de cada rectángulo, encima las dos zamburiñas con una pizca de sal y encima de ellas la cucharadita de café de pesto. Cerrar los saquitos. Colocar una placa de horno con papel pergamino y hornearlos durante quince minutos, o hasta que los veamos dorados.

saquito pesto y zamburiñas2

Tiempo de elaboración | 30 minutos
Dificultad | Baja

Degustación

Estos saquitos de pesto y zamburiñas es importante tomarlos recién sacados del horno para que la masa esté crujiente. Si os gusta el queso, un truco que le queda muy bien es espolvorear parmesano rallado encima de cada hoja de masa filo, después de pincelarla con la mantequilla.

En Directo al Paladar | Salsas básicas para pasta: salsa pesto
En Directo al Paladar | Ensalada de pasta al pesto. Receta

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios