Sigue a Directo al Paladar

Tarta de jamón y queso azul

Los pasteles salados siempre son un recurso estupendo para hacer una cena improvisada. Con multitud de rellenos según de lo que dispongamos en casa, se hornean mientras que preparamos algo más para completar nuestra comida y listos a la mesa. Esta tarta de jamón y queso azul aparte de vistosa con su pasta filo enroscada, se deja comer estupendamente. Además, variando la cantidad a nuestro gusto del queso azul, le podemos aportar más o menos sabor.

Podemos hacer una versión más infantil cambiando el tipo de queso por una variedad más suave como emmental o gruyère y el jamón serrano por cocido, pero así tal cual le encantará a los amantes de los quesos de sabores fuertes. Yo en este caso he usado La Peral, una variedad asturiana de queso azul más suave que el Cabrales, pero se me antoja que debe de estar también riquísima con un queso del tipo Gorgonzola.

Ingredientes

  • 6 hojas de pasta filo, 100 g de jamón serrano, 2 huevos L, 60 g de queso azul, 300 g de queso crema, 20 g de piñones, 30 g de hojas de rúcula, 2 cucharadas de aceite de oliva.

Cómo hacer tarta de jamón y queso azul

Comenzar precalentando el horno a 180 grados con calor arriba y abajo. Pincelar de una en una con aceite de oliva, las láminas de pasta filo. Superponerlas en un molde desmontable alternando los ángulos en distintas direcciones.

Picar el jamón serrano muy menudo reservándolo en un plato. En el vaso de una batidora mezclar el queso crema y los huevos. Batir hasta incorporar estos ingredientes, después añadir el jamón, los piñones y las hojas de rúcula. Verter en el molde por encima de la pasta filo y repartir el queso azul por la superficie de la crema.

Arrugar los bordes de la pasta filo creando un borde irregular. Hornear durante media hora o hasta que veamos que la crema está cuajada. Retirar el aro del molde y dejar enfriar unos minutos encima de una rejilla.

Paso a paso tarta de jamón y queso azul

Tiempo de elaboración | 50 minutos
Dificultad | Fácil

Degustación

Esta tarta de jamón y queso azul se puede tomar tanto caliente como a temperatura ambiente, a mí personalmente me gusta más recién salida del horno, pues es cuando el queso azul adquiere todo su sabor. Acompañada de una ensalada tenemos un menú de cena muy completo.

En Directo al Paladar | Tarta de espárragos verdes y queso gruyère. Receta
En Directo al Paladar | Tarta de calabacín y champiñones. Receta

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios