Arroz al horno. Receta

Sigue a

arroz al horno - presentación

Es posible que pocos sepáis qué se esconde bajo el escueto nombre de arroz al horno; la culpa la tiene la paella, que eclipsa al resto de la variada gastronomía valenciana. Pero os puedo asegurar que esta receta es un habitual en las mesas de toda la zona.

Se puede resumir como un arroz preparado con las sobras del cocido, aunque como a mi este último no me entusiasma, me suelo saltar esa parte. Al igual que ocurre con muchos otros platos tradicionales, existen pequeñas variaciones dependiendo de cada zona y de los gustos del cocinero, que trataré de ir mencionando para que las conozcáis.

Ingredientes para 4 personas

1 vaso de arroz, 2 vasos de caldo de cocido, 1 bote de garbanzos, 200gr de tomate triturado, 2 morcillas de cebolla, 4 lonchas de panceta fresca, 400gr de costillas de cerdo, 1 tomate, 1 cabeza de ajos, sal, AOVE y colorante o azafrán.

arroz al horno - ingredientes

Preparación del arroz al horno

Normalmente, los platos tradicionales me echan un poco para atrás, más que nada porque prepararlos suele ser un proceso largo, tedioso y un tanto complicado. Pero el arroz al horno se libra, es relativamente fácil, y el resultado es espectacular.

Lo primero que hay que hacer es poner el caldo del cocido a calentar. Como ya os he dicho, no es un plato que me apasione, así que normalmente tengo caldo congelado que le he mendigado a mi madre o a mi abuela. Si las relaciones familiares no han dado su fruto, también se puede usar el que viene en brick o preparar un caldo de carne con huesos de ternera y cerdo. Comprobáis el sabor, ajustáis la sal y, de paso, echáis un poco de colorante alimentario o azafrán.

Con el caldo en el fuego, salamos y troceamos la panceta y las costillas de cerdo, pinchamos las morcillas y ponemos todo a dorar en una sartén con un poco de aceite. Si lo preferís, podéis utilizar panceta seca y también añadir un par de chorizos. La patata también suele estar presente, si es que ha sobrado del cocido.

Una vez dorada la carne, la reservamos y procedemos a sofreir el tomate con los garbanzos y el arroz. Normalmente, dejo calentar un poco el tomate con el aceite, para que se haga un poco, se puede usar tomate frito, pero a mi no me gusta el sabor que deja, y también podemos prescindir de él completamente. Luego echamos los garbanzos y después el arroz.

arroz al horno - elaboración

Tras sofreir la mezcla durante dos o tres minutos, la vertemos en una cazuela de barro. Después colocamos la carne para que quede curiosa, la cabeza de ajos en el centro y un tomate partido en dos mitades. Justo antes de meterlo en el horno, que habremos precalentado a máxima potencia, pero sin el ventilador, echamos el caldo.

La proporción es ligeramente inferior a dos vasos de caldo por cada vaso de arroz, pero si hemos tenido la precaución de calentarlo con la olla destapada, lo que se haya evaporado hace que nos cuadre la ecuación.

Ahora solo queda esperar los 20 minutos que tarda en cocerse. Debe quedar totalmente seco, sin pizca de caldo, aunque éste puede acabar de absorberse en los cinco minutos que debemos dejarlo reposar tapado con papel de periódico. Después admirar, esperar los aplausos de los presentes, servir y comer.

Tiempo de elaboración | 45 minutos
Dificultad | Media

Desgustación

Al igual que la paella, en muchas familias es costumbre comer el arroz al horno directamente de la cazuela; dicen que sabe mejor. No sé si es una cuestión psicológica, pero es cierto que parece que se pierde algo en el camino hacia el plato, así que si estáis en confianza, os recomiendo tomarlo así.

En Directo al Paladar | Receta de cocido madrileño
En Directo al Paladar | Receta de arroz con pollo al horno

Deja un comentario

Ordenar por:

23 comentarios