Risotto de champiñón, jamón y rúcola con puerro confitado. Receta

Sigue a

Risotto de champiñón, jamón y rúcola con puerro confitado

En otoño e invierno me gusta cocinar risotto, el verano lo dejo para otro tipo de arroces, pero cuando llega el frío me dejo acariciar por esta preparación tan melosa. Admite combinaciones sorprendentes y abraza los diversos ingredientes con mimo y gusto. Este receta de risotto de champiñón, jamón y rúcola con puerro confitado ha sido el último que hemos comido en casa, sorprendente por el intenso sabor del puerro que corona el plato.

Merece la pena tener en casa un par de paquetes de arroz arborio o carnaroli como fondo de despensa, en cualquier momento nos puede sacar de un apuro cuando no sabemos qué cocinar, pues echando mano de algún ingrediente de esos que nunca faltan en la nevera, podemos tener en poco tiempo un plato de lujo para invitados inesperados.

Ingredientes para cuatro personas

150 gr. de champiñones, un puerro, 350 gr. de arroz arborio, 200 gr. de jamón ibérico picado, un puñado de rúcola, un litro de caldo de jamón o ave, un vaso de vino blanco (100 ml.), una nuez de mantequilla, queso parmesano, aceite de oliva virgen extra.

Cómo hacer risotto de champiñón, jamón y rúcola con puerro confitado

Limpiamos el el puerro eliminando las partes toscas, y lo cortamos en rodajas de centímetro y medio. Preparamos un cazo con aceite en abundancia y lo calentamos a fuego fuerte. Cuando esté muy caliente introducimos el puerro troceado y bajamos el fuego al mínimo, dejando que se confite durante una hora. Calentamos el caldo.

Limpiamos los champiñones y eliminamos los tallos (pueden servir para hacer una crema). Preparamos una cazuela con un chorreón de aceite, cuando esté caliente agregamos los champiñones rotos con las manos y dejamos que se salteen durante cinco minutos a fuego fuerte. Añadimos el jamón picado, removemos y dejamos al fuego hasta que el jamón esté cocinado.

Preparación

Añadimos el arroz y mezclamos bien. Dejamos que tome calor durante cinco minutos y añadimos el vino blanco, hasta que lo absorba. Cubrimos el arroz con caldo y vamos dando vueltas lentamente. Añadiremos el caldo cazo a cazo a medida que se vaya absorbiendo, sin dejar de remover. El tiempo es orientativo, depende de cada arroz y cada fuego, pero en un plazo de 20-25 minutos debe estar hecho. Hay que ir probando para ver que el grano está en su punto.

Al final, añadimos la rúcola, una nuez de mantequilla, parmesano rallado y mezclamos. Servimos en el plato una porción de risotto coronado con el puerro confitado y un poco de queso recién rallado.

Tiempo de elaboración | 50 minutos
Dificultad | media

Degustación

Este risotto de champiñón, jamón y rúcola con puerro confitado es un plato para cocinar y tomar, pues no admite reposo, es imprescindible tener a los comensales sentados a la mesa y preparados. Se puede servir como plato principal después de un entrante ligero. El jamón y el caldo suelen aportar la sal necesaria, por ello no la he incluido en la receta.

En Directo al Paladar | Cómo hacer un risotto
En Directo al Paladar | Risotto de verduras y hongos. Receta

Recibe gratis las recetas


Te enviaremos al día gratuitamente las nuevas recetas. Ideas para postres, platos tradicionales y todo tipo de opciones y recursos sobre cocina.


Puedes SUSCRIBIRTE o seguirnos a través de Facebook o twitter.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios