Albóndigas crujientes rellenas de queso. Receta

Síguenos

albóndigas rellenas de queso - presentación

Soy un fanático del queso, me gusta de todos los tipos, así que os podéis imaginar que después de que diera resultado la tortilla de patatas con queso, no iba a poder resistirme a añadirle queso a otra receta tradicional, en este caso, las albóndigas.

Para crear estas albóndigas crujientes rellenas de queso, además de añadir queso a la fórmula, las he empanado a conciencia para crear una cubierta crujiente que las haga diferentes. Podéis obviarla si lo deseáis, el resultado final será otro, pero igualmente bueno.

Ingredientes para 10 albóndigas

  • Para las albóndigas: 400gr de carne picada, 100gr queso emmental, un poco de perejil, harina de maíz, pan rallado, 2 huevos y un poco de harina de trigo
  • Para la salsa: 400gr de tomate frito, 50gr de guisantes cocidos, 2 cebollas medianas, aceite, sal y pimienta.

Albóndigas rellenas de queso - ingredientes

Cómo hacer albóndigas crujientes rellenas de queso

El proceso para preparar albóndigas rellenas de queso es muy similar al de las albóndigas normales, tan solo hay que añadir queso rallado en el centro de la bola. Si además las queremos crujientes, deberemos empanarlas bien antes de freírlas a conciencia para que se hagan bien.

Empezamos preparando todo lo necesario para elaborar las albóndigas: acabamos de picar la carne, rallamos el queso, picamos el perejil y tenemos lista un poco de harina para poder manejar la carne con comodidad. Luego mezclamos la carne con el perejil y vamos moldeando pequeñas pelotas, con el queso rallado en el centro.

Una vez tenemos nuestras albóndigas listas, procedemos al empanado. Para que sea denso y crujiente, vamos a añadirle un poco de harina fina de maíz. Así pues, el proceso es el siguiente: harina de maiz, huevo, pan rallado, huevo, pan rallado.

albóndigas rellenas de queso - elaboración

Por último, en una sartén con abundante aceite, freímos las albóndigas con el aceite no demasiado caliente. Esto es importante porque si no se nos harán demasiado rápido por fuera y se quedarán crudas por dentro. Luego retiramos el aceite sobrante con un poco de papel de cocina y listo.

Tiempo de elaboración | 20 minutos
Dificultad | Media

Degustación

Podemos acompañar las albóndigas crujientes rellenas de queso con una clásica salsa de tomate con guisantes y cebolla, aunque si queréis también se pueden servir solas como aperitivo, pues seguro que el corazón de queso sorprende a vuestros comensales.

En Directo al Paladar | Receta de albóndigas de pollo empanadas
En Directo al Paladar | Mi receta de espaguetis con albóndigas

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios