Sigue a Directo al Paladar

Alitas de pollo con aire marroquí

El pollo es sin duda una de las carnes estrella en la cocina, por su precio y cualidades que la hacen apropiada para dietas, pero también por la versatilidad que nos ofrece. Aunque la pechuga y los muslos son las partes más habituales, tenemos otras opciones con las que variar, por ejemplo unas alitas de pollo con aire marroquí.

Las alitas se pueden asociar a la comida rápida pero no por eso merecen ser despreciadas; no hace falta freírlas o acompañarlas de salsas muy grasas para disfrutar de ellas en la mesa de casa. Combinando especias y condimentos típicos de la cocina marroquí podemos conseguir un plato sencillo con grandes aromas que gustará a todo el mundo.

Ingredientes para 2 personas

  • 6-8 de alitas de pollo, 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, 50 ml de caldo de ave, 50 ml de vino blanco, 1 cucharada de harissa, zumo de 1/2 limón, 1 cucharadita de Ras el hanout, 1/2 cucharadita de ajo granulado, sal y pimienta negra.

Cómo hacer alitas de pollo con aire marroquí

Limpiar bien las alitas de pollo, quitando el exceso de grasa y los restos de plumas, y cortando las puntas. Salpimentar y disponer en una fuente. Batir en un cuenco el aceite con el caldo, el vino, el zumo de limón, la harissa, el Ras el hanout y el ajo granulado. Cubrir las alitas con esta mezcla, impregnándolas bien, y dejar marinar como mínimo una hora, tapadas con film o papel de aluminio.

Precalentar el horno a 200ºC y preparar una fuente o bandeja adecuada. Repartir las alitas en una sola capa, escurriendo el exceso de líquido del marinado, y hornear durante unos 30-40 minutos, dándoles la vuelta a mitad de cocción, hasta que estén bien doradas. Si se resecan demasiado, regar con un poco de la mezcla reservada.

Alitas de pollo con aire marroquí. Pasos

Tiempo de elaboración | 40 minutos + el marinado
Dificultad | Fácil

Degustación

Para qué nos vamos a engañar, como mejor se disfrutarán estas alitas de pollo con aire marroquí es comiéndolas con las manos, a ser posible pringándonos bien los dedos con la salsa. Las podemos acompañar de la guarnición que más nos guste, como patatas fritas o asadas, y una ensalada.

En Directo al Paladar | Receta de alitas de pollo con salsa de puerros
En Directo al Paladar | Receta de alitas de pollo al estilo búfalo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario