Sigue a Directo al Paladar

Conejo al vino

El verano esta pegando los últimos coletazos y hace ya unos días que empiezo a tener “morriña“ de comida de frío. Así que he buscado una receta que no fuese ni de frío ni de calor, así como de entre tiempo y para ello, este conejo al vino puede hacer perfectamente la función.

El conejo forma parte de nuestra cultura gastronómica más arraigada de tiempos inmemoriales, pudiéndose encontrar por toda la península, innumerables platos tradicionales. Disfrutemos pues, tanto de su sabor como, de sus esplendidas propiedades nutricionales.

Los ingredientes

1 conejo troceado, 1 vaso de vino blanco, 1/2 vaso de agua, 1 pimiento rojo, 1 pimiento verde, 2 o 3 tomates, 1/2 cebolla, 1 ramita de romero, aceite, 2 dientes de ajo, 1 hoja de laurel, 1 pizca de pimienta, una pizca de sal.

La preparación

Limpiamos los trozos de conejo y salpimentamos ligeramente.

En una cazuela con un buen chorreón de aceite ponemos a dorar el conejo.

Preparación del conejo al vino

Mientras pelamos los ajos y la cebolla y las troceamos pequeño. Picamos los pimientos. Pelamos y picamos los tomates.

Cuando el conejo este doradito, agregamos a la olla el resto de los ingredientes, lo removemos todo y dejamos cocer hasta que las verduras estén blanditas, y se haya consumido gran parte del vino y del agua.

Tiempo de preparación | 20 minutos
Tiempo de cocción | 45 minutos
Dificultad | Fácil

La degustación

Servimos el conejo al vino muy caliente. Y para acompañarlo lo mejor sería con un buen pan rústico, con mucha miga, ya que la salsa esta para mojar pan.

Si el conejo es pequeño podemos “alargar” más el plato aumentando la cantidad de pimientos y tomates.

Y si vemos que el conejo es muy grande y puede estar un poco más duro de lo que nos gustaría, tenemos que ponerle más agua y vino a la cocción.

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario