Sigue a Directo al Paladar

Pollo frito al estilo vienés

Voy a tener que dejar de ojear el libro cocina para hombres, porque tiene demasiadas recetas apetecibles y poco saludables, como este pollo frito al estilo vienés, solo adecuado si tienes previsto no comer durante días, porque está frito en mantequilla, pero que te hace salivar con solo olerlo, o incluso recordarlo.

Es una receta sencilla, como todas las del libro, aunque el arte del rebozado y el empanado a veces se resiste a las manos menos diestras, el esfuerzo de lograr una capa crujiente y sabrosa antes de morder el pollo merecera la pena el esfuerzo y el aprendizaje.

Ingredientes para 2 personas

1/2 Kg de pollo (alitas, pechugas, muslitos, lo que se prefiera), 2 huevos, harina, pan rallado, 100gr de mantequilla, sal y pimienta

Pollo frito al estilo vienés - ingredientes

Cómo hacer pollo frito estilo vienés

Lo primero es limpiar el pollo y quitarle las plumas que pueda tener en la piel. Luego salpimentamos y procedemos a empanar. Para ello disponemos tres platos, uno con harina, otro con los huevos batidos y otro con el pan rallado.

El proceso para empanar es el de siempre: primero la harina, luego el huevo y por último el pan. La clave para que quede un buen empanado es impregnar bien la carne con el huevo, para que así se adhiera bien el pan rallado y no se desprenda durante la fritura.

Una vez tenemos el pollo listo, derretimos la mantequilla en una sartén a fuego medio. Si vemos que queda algo escasa, podemos añadir un poco de aceite de oliva de alguna variedad suave (hojiblanca o arbequina, por ejemplo). Cuando el aceite se caliente, añadimos el pollo.

Hay que tener cuidado de no subir demasiado el fuego y mover las piezas con frecuencia, para que la carne se haga bien sin llegar a quemar el empanado. También hay que tener en cuenta que los trozos más grandes, como los muslos, tardarán más en hacerse. Por último, colocamos el pollo frito sobre un poco de papel de cocina para retirar el aceite sobrante.

Pollo frito al estilo vienés - elaboración

Dificultad | Fácil
Tiempo de elaboración | 20 minutos

Degustación

Al haberse frito en mantequilla, el pollo frito al estilo vienés tiene un sabor diferente a los empanados a los que estamos acostumbrados. Además, tampoco es habitual empanar alitas y muslos, así que es una buena manera tanto para salir de la rutina como para sorprender a los amigos cuando vengan a ver el fútbol.

En Directo al Paladar | Alitas de pollo picantes con pimentón de la Vera y salsa de queso azul
En Directo al Paladar | Pollo paprika de inspiración húngara. Receta

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios